CRiiAS presentó panel virtual sobre COVID-19 con expertos de salud pública

coronavirus

Por Abimarie Rivera Martínez
Estudiante Reportera
Oficina de Comunicaciones
Recinto de Río Piedras – UPR

English Version

 

Ante la crisis que se vive a nivel mundial tras la rápida propagación del COVID-19, un grupo de profesionales de la salud pública y mental del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (RRP-UPR) y de la Ponce Health Sciences University (PHSU), unió esfuerzos para orientar al país sobre la novel pandemia que ha afectado a 188 países y reportado más de 534 mil casos positivos.

El panel virtual titulado La Biología, Salud y Epidemiología del COVID-19, fue organizado por el Centro de Investigación Interdisciplinaria y Aprendizaje Subgraduado (CRiiAS), del recinto riopedrense, y contó con la participación de los doctores Melissa Marzán, catedrática asociada de PHSU; Gary Toranzos Soria, catedrático del Departamento de Biología; y David Pérez Jiménez, director del Instituto de Investigación Psicológica de la Facultad de Ciencias Sociales del RRP-UPR, respectivamente. Estos ofrecieron datos importantes sobre los retos que enfrenta el país ante la presencia del virus en la isla.

Al momento de la conferencia (26 de marzo) se habían detectado cerca de 80 casos de COVID-19 (SARS-COV-2) en Puerto Rico. Sin embargo, los epidemiólogos estiman que la cifra real podría rondar los 1,400 contagios, dada la tendencia que se ha dado en otras naciones.

La conferencia inició con la presentación de los panelistas, la cual estuvo a cargo de la doctora Carmen Maldonado Vlaar, directora de CRiiAS. Posteriormente David Pérez Jiménez, director del Instituto de Investigación Psicológica y del Centro de Investigaciones Sociales, adscritos a la Facultad de Ciencias Sociales, ofreció la presentación Entre el miedo y ansiedad y nuestra capacidad para manejar la psicología social comunitaria. Durante la misma, el psicólogo explicó que la situación actual ha estimulado un alto sentido de vulnerabilidad, miedo y pánico a ser infectados. 

“La literatura dice que la pandemia ha despertado muchas enfermedades mentales, pero también menciona las reacciones emocionales más frecuentes ante estas enfermedades, las cuales son ansiedad, preocupación, miedo, pánico, aislamiento social, sentirse impotentes, entre otras. Pero de todas ellas las que más menciona la literatura son el miedo y la ansiedad”, explicó el estudioso de temas como la prevención del VIH/SIDA y violencia de pareja.

El investigador añadió que estas reacciones se deben principalmente a la novedad de esta pandemia y a no tener una vacuna disponible en el mercado que cure la enfermedad y/o disminuya la probabilidad de contagio.

En esa línea agregó que la documentación científica recomienda controlar la exposición a los medios de comunicación, así como no pasar más de 30 minutos viendo noticias y ni perder el sentido del humor. “La literatura sugiere no guiarnos por las emociones, sino llevarnos por la razón”, puntualizó.

Además, instó a la comunidad a no subestimar la capacidad de resiliencia de los puertorriqueños ni la amplitud de amenaza del virus y a no permitir que el miedo nos controle. “Esta epidemia se irá como pasó en Wuhan. Pronto nos podremos poner nuestras camisas que digan, ¡Sobreviví al coronavirus!”, concluyó. 

Mayor exposición a infecciones, virus, bacterias y pandemias

Mientras, el virólogo Toranzos Soria comentó durante su ponencia que a medida que la población crece hay mayor probabilidad de infecciones y exhortó a la sociedad a aprender de estas pandemias pasadas. “Se nos olvida que cuando los colonizadores vinieron a América trajeron consigo infinidad de brotes que exterminaron gran parte de la población. Hoy día debemos instruirnos en ellas y recordar que por cuidar del ambiente hemos creado otras cosas”, puntualizó el catedrático del Departamento de Biología del RRP-UPR.

El académico puso en contexto el origen del COVID-19 y su mutación de animales a seres humanos. “Mientras más virulento es el patógeno menor riesgo de contagio hay, porque la gente se siente mal y se queda en su casa, pero a menor virulencia del patógeno, mayor probabilidad de contagio existe, porque las personas al tener síntomas leves, moderados o no presentar ninguno, creen estar bien y salen a la calle, van al supermercado, hacen compras, se exponen y exponen a otros a contraer el virus”, indicó.

Respecto a la mutación, el experto en virología ambiental y ecología microbiana reveló que esta se da cuando un individuo caza y entra en contacto directo con los fluidos del animal creando, así, el ambiente propicio para el contagio de virus y bacterias de animales a humanos. Explicó además que la situación actual se puede clasificar como un tropismo, que no es otra cosa que los virus de animales con mayor prevalencia a contagiar a personas de un tejido en específico. 

Igualmente destacó que el genoma presente en el coronavirus es RNA y no DNA, lo que hace más difícil combatir el virus. Además, el investigador mencionó que existe una mayor frecuencia de mutaciones entre microbios que tienen RNA como genomas. 

Por otra parte, el profesor de microbiología no recomendó el uso de guantes de látex para el uso diario, pues detalló que el virus permanece en estos y podría generar la infección de no tener un desecho adecuado de los mismos. Por tanto, lanzó una recomendación a los galenos a utilizar guantes y mascarillas de tela y a lavar las mismas con agua hirviendo y un por ciento de Clorox para convertirlas en material reusable.

COVID-19 desde la epidemiología

En tanto, Marzán Rodríguez presentó datos actualizados al 24 de marzo de 2020 sobre la cifra de contagios y la sintomatología del coronavirus. Dentro de su exposición recordó que el COVID-19 es una infección novel, dado a que es la primera vez que se detecta en humanos y acentuó que su transmisión se da de persona a persona. 

De igual modo, confirmó que el hecho de que el mismo se mantenga activo en las superficies no implica necesariamente que se pueda transmitir a otros. 

La especialista en salud pública informó que al momento, hay más de mil publicaciones científicas sobre el SARS-COV-2. “Esta información se cataloga como ‘epidemiología descriptiva’. Ya estamos acercándonos al medio millón de contagios en el mundo y la información que tenemos a la mano es de suma importancia para detener su propagación”, reiteró la ex epidemióloga de la oficina de VIH/SIDA del Departamento de Salud. 

En cuanto a la forma en que la infección se está comportando en el mundo, la egresada del bachillerato en antropología del RRP-UPR, ilustró que pese a que el estado de España es uno crítico al igual que el de Nueva York, la población de Estados Unidos es una heterogénea por lo que no se sabe a ciencia cierta cómo pueda hacer la forma de proceder del virus, tanto en norteamérica como en la isla. 

Al igual que los otros dos panelistas, la catedrática auxiliar de la PHSU coincidió en que al 80 por ciento de los casos positivos ser considerados leves o moderados, no todos necesitarán de atención hospitalaria. 

Incierta la tasa de letalidad del COVID-19 en Puerto Rico 

La cifra de muertes por COVID-19 a nivel mundial, ya alcanza las casi 25 mil. No obstante, la doctora Marzán Rodríguez opinó que la tasa de letalidad internacional depende de la población de cada país y de factores de riesgo tales como la edad, patologías previas y la optimización del sistema inmunológico de cada individuo. 

A preguntas realizadas sobre el posible índice de mortalidad que podría darse en el país de continuar la línea de infección, la epidemióloga comentó que, debido a la limitación de las pruebas diagnósticas, “no podemos tener una tasa precisa de letalidad ni predicciones confiables”. 

 

“Las tasas en otros países son en promedio del 4 por ciento, pero hasta tanto no tengamos las estadísticas correctas de la cantidad de contagios no podremos hacer un pronóstico confiable”, añadió”.

La especialista en salud pública fue firme al deducir que una vez se contrae el virus la persona puede recuperarse en unos 14 días y, en casos críticos, podría tardar hasta seis semanas. 

Distanciamiento social como prevención

La doctora Marzán Rodríguez enfatizó en la importancia de continuar bajo distanciamiento social como medida para evitar la propagación de contagios y describió la importancia de conocer las estadísticas actuales para prepararse en caso de tener que mantener al 5 por ciento de los contagiados en la isla, bajo la unidad de intensivo.

Sin embargo, el doctor Pérez Jiménez, quien es especialista en salud mental, no estuvo de acuerdo con la utilización del término “distanciamiento social”. 

Aun cuando en salud pública se hace referencia a este término, Marzán Rodríguez convino en que el término debe repensarse, por lo que ambos salubristas concordaron en usar la expresión “distanciamiento físico”.   

Llamado a los medios de comunicación

Según datos presentados por Pérez Jiménez, las estadísticas de salud mental se han disparado en el mundo entero por la pandemia del SARS-COV-2 y en Puerto Rico no ha sido la excepción. Por lo que el psicólogo social comunitario aprovechó la ocasión para hacer un llamado a los medios de comunicación a no propagar noticias negativas. 

 

“Los medios de comunicación se han enfocado en difundir noticias negativas que elevan los niveles de miedo y ansiedad de la población. Pero hay razones para ser optimistas en estos momentos. Por ejemplo, el 24.1 por ciento de los contagiados a nivel mundial se recuperan satisfactoriamente del COVID-19 versus el 4.5 por ciento que fallece, tras enfrentar complicaciones de salud asociadas al coronavirus o a enfermedades preexistentes. Es en esas tasas de recuperación en las que nos debemos enfocar”, subrayó.  

Temporada otoño/invierno dispararía la cifra de contagios

El profesor Torenzo Soria mostró preocupación por la llegada de las temporadas de otoño e invierno a Sudamérica. 

“El virus está llegando ahora a la región del Hemisferio Sur y está comprobado que a mayores temperaturas hay mayor propagación del virus”, ultimó.

Certificación de capacitación

La directora de CRiiAS, Carmen Maldonado Vlaar, anunció a la comunidad en general que todo aquel que haya accedido al panel virtual La Biología, Salud y Epidemiología del COVID-19, puede solicitar un certificado de capacitación, a través del correo electrónico criias.degi@upr.edu

La conferencia se encuentra disponible en el canal de CRiiAS en la red social YouTube, bajo la dirección: https://www.youtube.com/watch?v=bcZdSMDaWrc.

La charla virtual fue seguida por 237 personas.