Expertos analizan futuro de Guantánamo

0

Por: Taíra M. Barreto Canals

El instituto de Estudios del Caribe junto al archivo de Ciencias Sociales presentaron el panel titulado Guantánamo “promises of closure and justice”, como parte del ciclo de Conferencias Caribeñas del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPRRP).  Durante el coloquio expertos de diversas ramas discutieron acerca las políticas del presidente Obama respecto al cierre del campo de detención militar en Guantánamo, Cuba.

El doctor Don Walicek, de la facultad de Humanidades, fue el organizador oficial de la ponencia y recalcó que “la crisis en Guantánamo es mayor a la que los medios han hablado”.  Walicek recordó que para el 2009 el presidente Obama firmó una orden ejecutiva para cerrar el centro de detención, que hasta la fecha no se ha concretado.  Los detenidos están acusados por supuesto terrorismo, conflictos políticos e inmigración.  Existen alrededor de 61 hombres encarcelados, 20 con liberación aprobada y 15 considerados de alto valor para el gobierno estadounidense.

Como parte del panel se dirigió al público vía “Skype” el ex prisionero Moazzam Begg, arrestado por el “Central Intelligence Agency” (CIA) en Pakistán y acusado de terrorista luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, en Nueva York.  Begg comenzó diciendo que “yo nunca fui a América, América vino a mí y me mostró una faceta que no sabía que existía”.  Añadió que en el campo de detención no existen los derechos para los presos y alegó que no hay evidencia de que los acusados de terrorismo sean enemigos del gobierno de Estados Unidos.  “Obama proclamó que cerraría Guantánamo, creí que para entonces era demasiado tarde, pero nunca imaginé que siete años después todavía existiera”, dijo el también portavoz del movimiento “Cageprisioners”.

Asimismo, el general de Marine Corp de los Estados Unidos, Michael Lehnert compartió su punto de vista con los presentes.  Establece tres razones por las cuales se debe cerrar Guantánamo Bay, primeramente por el alto costo de manutención, que ronda los seis millones de dólares por año. Segundo, por la violación de los derechos humanos y por último la apropiación ilegal del territorio cubano para establecer una base naval.  Agregó que Guantánamo es un símbolo de conveniencia política que debe ser cerrada y mencionó que la tortura que se ha utilizado en este campo no es una estrategia inteligente.  “No estoy solo en esta opinión, alrededor de 50 generales se han unido a mí para la clausura de Guantánamo”, refutó Lehnert.

En la conferencia también hubo la perspectiva artística con la participación de la doctora Esther Whitfield, quien es profesora en el Departamento de Literatura Comparada de Brown University, Rhode Island.  En el proceso de estudio de las creaciones artísticas de algunos de los detenidos, Whitfield concluye que el arte se convierte en una cierta revolución en contra de las injusticias que cada uno ha vivido.  Subrayó nuevos movimientos dentro de la poesía, como el poema “La flecha negra” de José Ramón Sánchez; poeta cubano originario de la provincia de Guantánamo.  “Aunque Guantánamo se ha convertido y asociado a un lenguaje de guerra, yo creo que es importante saber que también surgían las prácticas creativas, artísticas y libertarias como un nuevo futuro para Guantánamo”, dijo Esther Whitfield.

Los comentaristas que dijeron presente en la actividad fueron el director del bachillerato interdisciplinario de la Universidad Carlos Albizu, Jorge Rodríguez Beruff y la doctora del Departamento de Inglés en la Facultad de Estudios Hispánicos de la UPRRP, Jessica Adams.

Rodríguez Beruff, opinó que la base ya no tiene valor militar, ya que no puede intervenir con ningún tipo de conflicto por su ubicación territorial.  El director mencionó que es difícil conocer el futuro de la base, aunque asegura que lo que ocurrirá tendrá mucho que ver con las relaciones políticas entre Estados Unidos y Cuba.  Concluyó que para las normalizaciones entre estos dos países se deberá abrir paso al cierre de Guantánamo.  Mientras que Adams, coincidió con la doctora Esther Whitfield, aportando con el pensamiento de la revolución a través del arte.

A raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Estados Unidos decidió abrir un centro de detención militar en la Base Naval en Guantánamo, Cuba.  Bajo la administración del presidente George W. Bush se afirmó que los prisioneros no estarían en territorio estadounidense y por lo tanto no les protegería la Constitución norteamericana.  Lo que significó que algunas defensas legales les fueran negadas.

Share.