Aaron Doering trae el mundo al salón de clases

0

Por: Rebeca J. Agosto Rosa

Aventura, educación y tecnología son tres elementos que Aaron Doering integra muy bien en un modelo de enseñanza que ha marcado la diferencia en la vida y educación de millones de personas alrededor del mundo y que presentó en nuestra Isla durante la conferencia “Aprendizaje por aventura apoyado con la tecnología: una perspectiva global”. Este fue el evento principal del primer Instituto de Tecnologías del Aprendizaje: Tensiones y Tendencias, adscrito a la Facultad de Educación del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

Hace una década, inspirado por la falta de interés de sus estudiantes en los estudios sociales, Doering se lanzó a una expedición en trineo por el Ártico con el fin de llevarles un programa educativo sobre cambio climático, sustentabilidad y cultura a través del Internet.  Arctict Transect 2004 fue el primero de varios proyectos que durante los pasados años han impactado a más de 15 millones de estudiantes y 3 mil salones de clase en seis continentes.

“Lo que estoy tratando de hacer es entusiasmar a los estudiantes con lo que está ocurriendo, hacerlos parte de la experiencia, no darles solo una lista de cosas para hacer, sino una experiencia de cosas que ellos quieren lograr como objetivo del programa de aprendizaje”, indicó el profesor.  “En otras palabras, quería crear cambios y no simplemente responder a ellos”, señaló.

Ante una audiencia contagiada por su espíritu aventurero, el Dr. Doering, cofundador y director del laboratorio de Medios para el Aprendizaje de la Universidad de Minnesota, habló de cómo la tecnología sirve para crear ambientes de aprendizaje que facilitan que los maestros y estudiantes exploren, inspiren y aprendan a la vez que interactúan con el mundo real.  Para ello compartió con el público de profesores y educadores en formación sus 9.5 principios para la transformación tecnológica de las aulas de clases.

Las guías de Doering están diseñadas para crear experiencias que promuevan la participación, confianza y colaboración, dar sentido a lo que se estudia, reconocer el conocimiento que viene de la experiencia, e innovar y enseñar para el cambio.  “Espero que puedan tomar estos principios y utilizarlos de una forma que mejore su enseñanza y le dé a sus estudiantes una mejor experiencia de aprendizaje, que les dé algo que no hayan recibido antes”, expresó.

A través de la presentación, Doering mostró vídeos y fotografías de sus viajes al ártico, las visitas a comunidades remotas, y las conversaciones con las personas que encuentra a su paso, que permitieron al público probar un poco de lo que tantos estudiantes alrededor del mundo son testigos y partícipes a través de sus proyectos.  El profesor ha desarrollado varios espacios multimedia muy exitosos, tales como Earth Education y North of Sixty°, ganadores del premio AIGA (Re) Design en el 2013 que reconoce los diseños sustentables que impactan positivamente el ambiente y la sociedad.

“Lo que les estoy llevando es también lo que están estudiando en su currículo”, señaló el coautor de uno de los libros más utilizados en la enseñanza del aprendizaje por aventura, “Integrating Educational Technology into Teaching”.  Pero el espacio de aprendizaje diseñado por Doering busca que los estudiantes quieran venir a la escuela, despierten su curiosidad y se involucren más.  Sin embargo, ellos no son los únicos que necesitan ser inspirados; los maestros también deben entusiasmarse por el uso de la tecnología.

Reto tecnológico

“Muchas veces veo a maestros abrumados con todas las nuevas tecnologías, las quieren conquistar todas y no quieren usarlas porque sienten que sus estudiantes las conocen mejor que ellos” explicó Doering, quien dijo que inspirar a los maestros a integrar la tecnología ha sido un reto.  “Bueno, yo les diría, ¿y qué importa?  Dejen que los estudiantes sean los actores y permítanles trabajar con eso.  Construyan un ambiente donde ellos puedan usar cualquier herramienta que quieran para enfrentarse a una situación”, opinó.

El educador también resaltó la importancia de que las autoridades escolares apoyen la innovación y estén más abiertas a las posibilidades de fracasar en el intento para luego aprender de los errores y mejorar.  “Yo intento innovar, y a veces sí me caigo, pero se nos tiene que dar esa licencia para fracasar, y luego tenemos que tener la seguridad en nosotros mismos para levantarnos y hacerlo”, indicó.  “Muchas veces la gente no quiere usar la tecnología porque es demasiado, pero… no se preocupen por lo que están haciendo los demás, no se preocupen por la tecnología más reciente.  Hagan algo que aumente verdaderamente su enseñanza, háganlo bien y llévenlo al salón de clases”.

“Me encantaría colaborar con personas en Puerto Rico”

El Dr. Doering quedó a la disposición de los profesores, maestros y estudiantes de la UPR para establecer proyectos en conjunto.  Luego de su presentación, el profesor continuó participando de las actividades del primer Instituto de Tecnologías y Aprendizaje, que incluyó una mesa redonda de preguntas y respuestas y varios paneles sobre la experiencia del aprendizaje por aventura en Puerto Rico.

El objetivo del Instituto, auspiciado por el programa graduado en Currículo y Enseñanza con subespecialidad en Tecnología del Aprendizaje de la Facultad de Educación, fue proveer un foro de discusión rigurosa para el diálogo sobre temas de actualidad relacionados con la tecnología del aprendizaje.

Share.