La afrodescendencia en Puerto Rico, un tema de absoluta vigencia

0

Por Mario Alegre Barrios
Director Interino Oficina de Comunicaciones, Desarrollo y Exalumnos

ENTRE EL 29 y el 31 de este mes se llevará cabo la segunda edición del Congreso de Afrodescendencia en Puerto Rico, proyecto orquestado por un grupo comandado por la doctora y profesora María Elba Torres, en colaboración con la Facultad de Estudios Generales y el Instituto Interdisciplinario y  Multicultural del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

Según sus organizadores, este congreso “propone un encuentro para reflexionar, debatir y divulgar a partir del tema central: ¿quiénes somos los afropuertorriqueños?, desde una perspectiva trans, inter y multidisciplinaria”.

Como parte de esta iniciativa se tocarán temas como:

  • Aportaciones de los afropuertorriqueños en la construcción del país.
  • Sustentabilidad económica y comunitaria.
  • Categorías étnicas y raciales en el censo
  • Presencia histórica y actual.
  • Los afropuertorriqueños y la educación.
  • Salud, ciencia, bienestar y desigualdad social.
  • Los afrodescendientes en las artes, la música y los deportes.
  • Religiones y espiritualidades.
  • Los afropuertorriqueños en los medios.

Entre los invitados especiales para este congreso figuran Francia Márquez Mina, líder afrocolombiana y activista; el licenciado Ebenecer López Ruyol, presidente del Comité Antirracismo del Colegio de Abogados de Puerto Rico; la doctora Georgina Falú Pesante, fundadora y presidenta  de Falú Foundation; el licenciado Elías Murillo Martínez, experto independiente del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU; la doctora Marta Moreno Vega, presidenta de Creative, Justice and Iniciative; y el doctor Onaje Muid, experto en comunidades afrodescendientes en Nueva York.

La doctora María Elba Torres explica que la primera edición de este congreso -realizada en 2015- nació a partir de lo que la Organización de las Naciones Unidas llama el “Decenio Internacional para los Afrodescendientes” y la total desconexión de Puerto Rico con esa iniciativa que -según la ONU- “reconoce que los afrodescendientes representan un grupo específico cuyos derechos humanos deben promoverse y protegerse… alrededor de 200 millones de personas que se identifican a sí mismos como descendientes de africanos viven en las Américas. Muchos millones más viven en otras partes del mundo, fuera del continente africano”.

-En el 2014 estaba en México y ahí escuché por primera vez sobre esto y de regreso a Puerto Rico pregunté quién estaba asumiendo este mandado internacional de la ONU -dice la doctora Torres-. Nadie sabía sobre este asunto en ninguna agencia gubernamental… desde la universidad, un grupo de profesores y de la comunidad lo asumimos y comenzamos a buscar qué teníamos, qué podíamos aportar a este tema y qué instituciones podían darnos su apoyo. Entonces, el rector era el doctor Carlos Severino, afrodescendiente, y el presidente era Uroyoán Walker. Nos acercamos a ellos y ambos y nos dijeron que sí. Pusieron a nuestra disposición a alguien que nos explicara qué era eso del “Decenio” y quién mejor que fuese alguien de la ONU. Invitamos al pastor Elías Murillo Martínez, quien durante casi dos decenios ha representado a Colombia, su país natal, y ha discutiendo ampliamente el tema de la afrodescendencia y el racismo en las Américas. De ahí nació la primera edición de este congreso.

El Comité del Segundo Congreso de Afrodescendencia en Puerto Rico está integrado por el Dr. Pablo Luis Rivera Rivera, el Sr. Adrián Escalera Latorre, la Dra. Liliana Cotto Morales, el Dr. Manuel Febres González, la Sra. Olga Chapman Rivera, la Dra. Doris Quiñones Hernández, la Dra. María Elba Torres, el Dr. José R. Corrales y el Sr. Víctor Ortiz Morales

La doctora Torres comenta que “el montaje de la esclavitud no fue solo proponer una figura humana como mercancía, sino también la división racial del trabajo”.

-El negro tenía unas condiciones de trabajo por su color y el blanco otras, también por el color de la piel… esta es la base del racismo que sobrevive hasta la actualidad -dice ella-. Para articular esta iniciativa se creó un comité que promueve la reflexión. No somos muchos, pero trabajamos en cuerpo y alma, sin remuneración alguna… es un trabajo de conciencia y voluntario. En esa primera edición fueron cuatro días, demasiado intensos. Esta segunda edición va a ser de dos días y medio. Hace tres años no teníamos unos ejes muy claros, pero para esta nueva edición esos ejes son más específicos: vernos nosotros los boricuas y reflexionar en qué es eso de ser afropuertorriqueño,  qué es ser negro en una sociedad como la nuestra… y de ahí salen varios temas muy interesantes con el concurso de unas 50 ponencias, de las cuales se hará una selección.

La doctora Torres añade que la asistencia en la primera edición del congreso fue considerable.

-Nos llevamos una enorme sorpresa por la asistencia masiva que tuvo ese primer congreso -dice-. Despertó un interés enorme, tanto en Estados Unidos y otros países, como en Puerto Rico, lo que se reflejó en un número de asistentes que sobrepasó los dos mil. Eso fue un reflejo, no solo del interés, sino también de la necesidad que hay de tocar el tema de la afrodescendencia. Mucha gente cree -por el racismo mismo- que escondiéndolo se resuelve. Hay quienes postulan que hablar de afrodescendencia es provocar la división nacional, cuando en realidad es perpetuar lo que comenzó con la conquista española. El afrodescendiente no creo la división, las crearon las condiciones en las que los africanos llegaron a las Américas.

En este proceso -añade la doctora Torres- “la Facultad de Estudios Generales ha sido muy puntual y consistente en la discusión de este tema”.

-Nos facilitaron los anfiteatros y nos han dado su apoyo. En este segundo congreso tenemos una alianza con el Departamento de Educación, la Universidad Interamericana y la Universidad del Sagrado Corazón… se trata de un asunto de derechos humanos. Planteamos reflexionar, por ejemplo, sobre lo que es ser puertorriqueño desde la afro espiritualidad… como se cruza la religión oficial, desde el cristianismo, con otras creencias… en fin. También tenemos el tema de las artes y la afrodescendencia. La construcción de la historia del arte en Puerto Rico es quizás una de las construcciones más antiguas en las Américas. Nuestra historia del arte se funda aproximadamente en los años cincuenta y se crea todo un montaje del jibarismo… nosotros lo cuestionamos y preguntamos dónde estaban todos los artistas afro y que hacían… quién trajo la vanguardia a Puerto Rico. Es posible que el arte de los artistas afro no haya sido considerado como tal porque no cumplía con los criterios de una sociedad racista y muy europea en sus credos.

Para más información, los interesados pueden comunicarse al (787) 764-000 extensiones 88786 y 88789. También puede escribir a afrodescendenciapr@gmail.com.

Share.