Develan obra del Maestro Antonio Martorell en honor a la fenecida profesora Sara Irizarry

0

Por Ashley A. Torres Rodríguez
Estudiante Reportera
Oficina de Comunicaciones
Recinto de Río Piedras – UPR

Fotos Héctor A. Suárez De Jesús

 

En conmemoración de la gran labor y el inmenso amor que tuvo para la Universidad de Puerto Rico (UPR) Sara Irizarry Concepción, el pasado martes, 11 de diciembre, se realizó un homenaje póstumo a quien fue profesora jubilada del Programa Graduado de Traducción de la Facultad de Humanidades del Recinto de Río Piedras y colaboró como coordinadora de Asuntos Internacionales desde la Presidencia de la UPR.

“Esto es un pequeño, pero muy merecido, tributo a quien es ejemplo de lo que es vivir en la entrega absoluta a la Universidad de Puerto Rico. No solo desde lo laboral, sino también allí donde ella quiso, pudo y estimó que era conveniente. A ella, nuestro agradecimiento”, expresó en su mensaje el rector interino de la UPR en Río Piedras, el doctor Luis A. Ferrao Delgado.

Por su parte, el presidente de la UPR, doctor Jorge Haddock Acevedo, quien también estuvo presente en el homenaje póstumo, afirmó que: “El legado de Sara es eterno. Su labor fue fundamental en el desarrollo de distintos proyectos para el beneficio de nuestra universidad. Sara obsequió a la institución una vida de servicio excepcional. Hoy, nos reunimos para honrar su legado, que permanecerá por siempre en nuestra universidad”.

Como parte de la actividad, se develaron las obras del artista Antonio Martorell, que pretenden mantener vivo el recuerdo de Irizarry Concepción. Las mismas, vislumbran el Cuadrángulo Histórico desde las ventanas a lo alto del Edificio Hostos, donde se encontraba la antigua Oficina del Registrador.

“Ahora, desde su ventana, contemplando el teatro universitario, que renace en gran medida gracias a su empeño, inmersos como estamos en una crisis tan global como nacional, afirmándonos como pueblo en valiente autogestión, Sarita nos dice: “El éxito profesional no se mide en cuánto podemos ahorrar, sino en cuánta gente podemos ayudar. Gracias, Sarita”, exclamó Martorell, haciendo alusión a su obra artística.

Este proyecto artístico, contó con la colaboración de estudiantes y miembros de la facultad de la Escuela de Arquitectura UPR, con el apoyo de la arquitecta Jennifer Lugo Cardona, el arquitecto Carlos Negrón y el profesor Carlos Castillo. Próximamente, los alumnos de la escuela complementarán la exposición de Martorell al unir sus obras, en los laterales del edificio.

“La intención era incorporar, bajo la guía del artista Antonio Martorell, la unión de la imagen con la palabra para hacer una obra en honor a Sara Irizarry. A través de Martorell, se incorpora a los estudiantes de la escuela, y cada estudiante está haciendo una interpretación que, previo a [la puesta en escena de Hamilton], se estarán vistiendo las paredes del edificio con dichas obras”, explicó la arquitecta Jennifer Lugo Cardona.

Por otra parte, durante el homenaje se llevó a cabo el lanzamiento de Solo en la Iupi, refiriéndose a la nueva temporada del Teatro de la UPR, la cual iniciará el 8 de enero de 2019, con la puesta en escena de la obra Hamilton, tras una millonaria rehabilitación que le da la oportunidad de lucir como una de las salas más importante del país en el quehacer cultural. El debut de Lin-Manuel Miranda en Puerto Rico -en el personaje de Hamilton-, se debe, en gran medida, a los esfuerzos de Irizarry Concepción, quien trabajó en los inicios y preparativos de este proyecto.

La profesora Irizarry Concepción se integró en 1978 como profesora en el Programa Graduado en Traducción, el cual también dirigió entre 1989 y 1997. Como directora, creó las condiciones para desarrollar un centro de servicios y prácticas para sus estudiantes, que, al día de hoy, continúa funcionando. Organizó tres simposios internacionales que reunieron a las figuras más destacadas del campo y le dieron visibilidad internacional, tanto al programa que dirigía como al Recinto de Río Piedras. Además, en el 2016, recibió el Premio Universia a la Internacionalización, en reconocimiento a su gestión de internacionalización y a su trayectoria en la institución universitaria.

“Sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que, a lo largo de todos sus años de servicio en la universidad, el foco principal de sus esfuerzos fueron siempre los estudiantes”, expresó la doctora María de los Ángeles Castro, al leer una semblanza redactada por la doctora Aurora Lauzardo colega y amiga. “Sara tuvo la capacidad de ver a la universidad no solo como institución, sino casi como una persona con la que dialogaba a diario y le preguntaba: ¿qué necesitas?, ¿cómo te ayudo?”.

El homenaje póstumo contó con la participación de la Orquesta de Cámara del Departamento de Música de la UPR-RP, dirigida por el doctor Ernesto Alonso Rivera. Asimismo, estuvieron presentes familiares de Irizarry Concepción y miembros de la comunidad universitaria.

 

Share.