Investigadores de la UPR ganan subvención millonaria por parte de la Fundación Nacional de las Ciencias

0

Como resultado de un proceso sumamente competitivo entre universidades de Estados Unidos y sus territorios, investigadores de la Universidad de Puerto Rico (UPR) obtuvieron una subvención de $17.4 millones de la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) para el establecimiento del Center for the Advancement of Wearable Technologies (CAWT), un centro en el que se desarrollará alta tecnología para el diseño de dispositivos portátiles con aplicaciones médicas para el mejoramiento de la salud de los ciudadanos.

Así lo dio a conocer el presidente de la UPR, Dr. Jorge Haddock, junto a los investigadores Arturo J. Hernández Maldonado, director del CAWT y catedrático de Ingeniería Química (INQU) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM); Madeline Torres Lugo, codirectora y también catedrática de INQU del RUM; y Brad Weiner, codirector y catedrático de Química, del Recinto de Río Piedras.

“Hoy nos place anunciar un proyecto que impactará la infraestructura de investigación y tecnología en la isla, al tiempo que estimulará el desarrollo económico y mejorará la calidad de vida en Puerto Rico y el mundo entero. Quiero reconocer el gran desempeño de nuestros investigadores. La NSF es una de las agencias federales más selectivas, por lo que la otorgación de esta subvención demuestra el impacto del proyecto, la calidad de nuestros investigadores y el prestigio de la Universidad de Puerto Rico. Además, representa un gran logro que continúa fortaleciendo el área de investigación y contribuye a la transformación institucional e iniciativas de posicionamiento global”, expresó el presidente de la UPR sobre la iniciativa que incluye el reclutamiento de nuevos docentes.

El Centro tendrá el propósito de adelantar las investigaciones existentes relacionadas con sensores biomédicos, baterías para suplir energía a estos sensores y el uso de inteligencia artificial tanto para el diseño, la integración y el uso eficiente de estos componentes, con el fin de crear artefactos de tecnología portátil del futuro. La inversión total será de $20.5 millones por los próximos cinco años.

De acuerdo con Hernández Maldonado, el Centro también tiene la visión de ayudar a estimular el desarrollo económico de Puerto Rico y preparar una fuerza laboral comprometida y diversa para el sector de tecnología portátil usable, un mercado cuyo valor se estima supere los $25 mil millones el presente año.

“La próxima generación de tecnología portátil usable requerirá de componentes funcionales hechos de materiales que sean totalmente compatibles con sus usuarios. También deberá tener potencia adecuada

y duradera para impulsar la tecnología de estos dispositivos; y ser capaz de analizar muchos datos para administrar el flujo constante de información generada por estos dispositivos”, apuntó Hernández Maldonado.

Para ello, el CAWT reunirá a un grupo de 41 científicos e ingenieros, no solo del Recinto de Mayagüez y Río Piedras, sino también de los recintos de Ciencias Médicas, Humacao y Cayey, de la UPR, y recinto de Gurabo de la Universidad Ana G. Méndez. Entre estos, se encuentra el vicepresidente ejecutivo de la UPR, Dr. Ubaldo Córdova, quien dirige uno de los grupos de investigación.

De igual forma, otras 23 instituciones académicas y privadas, incluidos seis laboratorios nacionales y el recientemente creado centro de investigación en ingeniería Cell Manufacturing Technologies, del Georgia Institute of Technology y que también es subvencionado por NSF.

La propuesta incluye los componentes de educación, tutorías y divulgación a la comunidad y se espera produzca, al menos, 30 nuevos doctores en las áreas de STEM, ofrezca educación a nivel escolar en colaboración con entidades educativas como el Museo de Ciencias EcoExploratorio, y ayude a ampliar el sector laboral en la industria local de artefactos médicos. Asimismo, los fondos recibidos harán posible la adquisición de equipos, cuyo monto total asciende a unos $2.5 millones.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la nueva Vicepresidencia de Recursos Externos de Investigación para su ejecución exitosa. “Estaremos apoyando la administración del proyecto, de manera que cumpla sus objetivos, así como los requisitos de reglamentación federal ante la agencia”, indicó la vicepresidenta, Carmen Bachier.

“Es mi interés desarrollar la internacionalización del Recinto, al igual que el afianzar las relaciones con la industria, en sus diferentes sectores. Esta subvención, además de demostrar la pertinencia de la Universidad en asuntos medulares como la salud y la investigación que redunde en beneficios para la ciudadanía, también evidencia, nuevamente, la calidad de los trabajos que nuestros científicos, que además son profesores, realizan día a día. Felicito a mis colegas de la facultad de Ingeniería por tan importante gesta”, manifestó, por su parte, el rector del RUM.

Coincidió con Rullán Toro, su homólogo en Río Piedras, Ferrao Delgado, quien sostuvo que que “esta subvención demuestra, no solo la calidad cimera de los científicos de la Universidad de Puerto Rico, sino también la incuestionable capacidad que tenemos de generar recursos externos para continuar siendo el referente de excelencia investigativa que nos ha caracterizado por más de un siglo”.

De igual forma, director del CAWT recalcó la importancia de reconocer la trayectoria investigativa y científica que ha tenido Puerto Rico al resaltar proyectos anteriores de alta envergadura, entre los que se incluyen: el Institute for Functional Nanomaterials, el CREST Nanotechnology Center for Biomedical, Environmental and Sustainability Applications, y el Puerto Rico Louis Stokes Alliance for Minority Participation, todos también subvencionados por la NSFAdemás, mencionó el Puerto Rico IDeA Network of Biomedical Research Excellence y el U54 UPR/MDACC Partnership for Excellence in Cancer Research, ambos subvencionados por los Institutos Nacionales de Salud; el Center for Advanced Nanoscale Materials, auspiciado por la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA); y el proyecto Development and Understanding of Multifunctional Nanostructured Spintronic and Magnetoelectric Materials, auspiciado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Share.