La Torre de la UPR: conciencia en contra del terrorismo

0

Por Perla Del Mar Rodríguez Fernández

El pasado 13 de noviembre fue un día devastador para Francia, al grado de extender un estado de emergencia por los próximos tres meses. El terrorismo volvió a sacudir la capital francesa. Esta vez, protagonizado por el Estado Islámico (EI), que cobró la vida de al menos 129 muertos.

Por eso,  el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RP) decidió iluminar su emblemática Torre con los colores de la bandera francesa. Entre el alumbrado rojo, blanco y azul, la UPR-RP más que solidarizarse con el país europeo, sentenció su repudio al terrorismo en cualquier lugar del planeta.

‘‘Esto es una afirmación académica en contra de lo ocurrido’’, sentenció Jean Marc Bernard, profesor francés de la Facultad de Estudios Generales de la UPR-RP. Según el profesor, ‘‘todos somos Francia, aunque no seamos ciudadanos’’.

Lo que Bernard quería enfatizar era que aunque no todos hayamos nacimos en Francia, la solidaridad ante la tragedia del otro es lo que nos une como personas y ciudadanos del mundo.

Por otra parte, el rector de la UPR-RP, Carlos Severino Valdez, aprovechó la ocasión para recordar los lazos entre Puerto Rico y Francia, unión que viene desde Ramón Emeterio Betances, revolucionario puertorriqueño que cursó sus grados escolares y profesionales en el país europeo.

Mientras, la profesora Françoise Ghillebaert, profesora de lenguas extranjeras de la UPR-RP, destacó que durante la ceremonia de iluminación que las próximas acciones gubernamentales deben mostrar ‘‘una actitud positiva y no de odio para que podamos aspirar a un mundo de paz’’.

Asimismo, la Dra. Sara Irizarry, representante de la Presidencia de la UPR, señaló que la perspectiva del presidente de la institución, Dr. Uroyoán Walker Ramos, sobre la situación en Francia es una de solidaridad. ‘‘Mientras sigamos enfocándonos en lo que nos distingue y no en lo que nos une, existirán peligros como este’’, puntualizó.

Cabe mencionar que luego del atentado en Francia, el país europeo contraatacó mediante bombardeos aéreos. Durante el ataque, efectuado en Raqqa, el principal bastión del grupo terrorista en Siria, murieron 33 personas.

Pero la retórica del contraataque militar tiene matices. Según el geógrafo Fabrice Balanche, director del Grupo de Estudios del Mediterráneo y Oriente Medio en la Universidad de Lyon, Francia ha sido, hasta la fecha, el país occidental menos hostil a los sunitas y el más duro con Bachar el Asad, el principal aliado en contra del Estado Islámico (EI) en occidente.

“París ha apoyado a la oposición política en Siria, ha armado a algunos grupos rebeldes y se ha mostrado inflexible en la lucha contra El Asad, mientras otras capitales europeas moderaban sus posturas”, sostiene Balanche.

Share.