Estudiantes investigan el impacto humano en la sedimentación del agua

0

Por: Ana B. Umpierre Rivera

En un esfuerzo por conocer el origen de los sedimentos que llegan a la bahía de Guánica, afectando el ecosistema marino, once estudiantes de bachillerato, maestría y doctorado se encuentran recolectando muestras en diferentes zonas del área suroeste de Puerto Rico como parte del proyecto Human Impact to Coastal Ecosystems in Puerto Rico (HICE-PR), auspiciado por la NASA.

Los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), trabajan en distintos proyectos bajo la supervisión de la doctora Maritza Barreto Orta, de la Escuela Graduada de Planificación, y el doctor Jorge Ortiz Zayas, de la Facultad de Ciencias Naturales, investigadores del proyecto de la NASA. En este estudio, que se encuentra en su segundo año de desarrollo, también colaboran otros investigadores de Puerto Rico y Estados Unidos.

Los universitarios que participan del proyecto son: Joel Meléndez e Irma Caraballo, ambos estudiantes doctorales; Mónica Flores, Rosa Sáez y Yasiel Figueroa, estudiantes de maestría; y Beatrice García, Albertyadir de Jesús, Tatiana Barreto, José Méndez, Karina Otero y Katherine Pérez, de nivel sub graduado.

Como objeto de estudio, estudiantes y profesores investigan todo lo que comprende la cuenca del Río Loco, que se extiende desde el Bosque Estatal de Susúa, en Yauco-Sabana Grande, hasta la playa de Guánica. Por ejemplo, Yasiel Figueroa Sánchez, estudiante de maestría en ciencias ambientales, investiga el impacto del cultivo cafetalero sobre la erosión del terreno y en la vida marítima.

En un recorrido histórico por esta ruta hidrológica realizado en el mes de abril, el profesor Ortiz Zayas mencionó que para las décadas del 40 y 50 se decidió que esa área sería importante para la agricultura y que el agua vendría por medio del canal de riego del suroeste.

Esto conllevó la construcción de toda una infraestructura de canales y tuberías para conectar las fuentes de agua en el norte de la isla con el lago Luchetti, las estaciones hidroeléctricas de Yauco, el río Loco, los pueblos que se abastecen de esa agua para fines domésticos y agrícolas, y finalmente la desembocadura en la bahía de Guánica.

Joel Meléndez, estudiante doctoral, explicó el problema de sedimentación en la zona: “De lo que estamos hablando es del manejo de los terrenos en el área alta de la cuenca, las zonas agrícolas y también las zonas que hemos impermeabilizado con urbanizaciones. Todo eso llega al río y finalmente llega a la parte sur, de ahí nos impacta entonces, en la salida, los arrecifes de Guánica y el área de La Parguera”.

El Dr. Jorge Ortiz, director del departamento de Ciencias Ambientales, añadió que la meta es que los resultados de la investigación influyan en el manejo de los recursos hidrológicos. “La idea es que esta información podamos juntarla y ofrecérsela a quienes manejan el sistema. La Autoridad de Energía Eléctrica está presente, ellos son los que manejan el movimiento del agua aquí. También la están utilizando los que manejan la reserva marina de La Parguera. La idea es que se hagan manejos de los recursos naturales de una manera diferente”, enfatizó el investigador.

En el mes de abril, el rector del Recinto de Río Piedras,  Dr. Carlos Severino Valdez, visitó las estaciones hidrológicas de Yauco donde los estudiantes realizan una parte de sus muestreos. Severino Valdez reconoció la importancia de este trabajo, de la misma manera que la importancia que tiene la divulgación de sus resultados tanto para las comunidades aledañas a la zona que se investiga, como para toda la isla.

Fotos: Gustavo Ramos

Share.