Premian a CAUCE por su dedicación a la defensa de los derechos humanos

foto Río Piedras


Por Ashley A. Torres Rodríguez
Estudiante Reportera
Oficina de Comunicaciones
Recinto de Río Piedras – UPR

 La Junta Directiva del Colegio de Profesionales del Trabajo Social de Puerto Rico le otorgó, recientemente, el Premio a Institución en la Promoción de los Derechos Humanos al Centro de Acción Urbana, Comunitaria y Empresarial de Río Piedras, mejor conocido como CAUCE, reconociendo la trayectoria del programa desde su fundación en el 2003.

 Entre los derechos humanos a los que CAUCE les da más énfasis y entienden fundamentales actualmente, figuran el derecho a la educación, a la vivienda y a una ciudad segura.

 A partir de estos, promocionan el que los jóvenes de estas comunidades soliciten a la universidad y se visualicen como universitarios. En cuanto a la vivienda, el equipo de trabajo se encarga de garantizar que las mismas estén en condiciones adecuadas, para que, así, sean seguras y satisfagan las necesidades de las personas. Asimismo, trabajan para que las personas adquieran la tenencia de su propiedad. Por otra parte, defienden el que los riopedrenses puedan disfrutar de su ciudad de una forma segura. Colaboran en la lucha para que los residentes tengan opciones para disfrutar de actividades al aire libre y puedan reunirse en los espacios públicos, con el propósito de fomentar una vida digna.

 “Yo entiendo que el premio es a la trayectoria de un trabajo social comunitario en la calle. Reconoce el trabajo monumental, que no se puede calcular en horas, que han hecho nuestros trabajadores y trabajadoras sociales”, afirmó Mercedes Rivera Morales, directora de CAUCE.

 CAUCE, que está adscrito a la Oficina de Rectoría de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), promueve la revitalización del centro urbano y las distintas comunidades de Río Piedras mediante la coordinación de esfuerzos entre la comunidad y las agencias de gobierno. No obstante, su labor se caracteriza por utilizar un trabajo social comunitario y emancipador, a través de proyectos que están en vías a la defensa de los derechos humanos.

 Rivera Morales puntualizó que la trayectoria de este programa se distingue por el hecho de que, desde que abrió sus puertas, los trabajadores sociales se comprometieron con salir todos los días y a todas las horas que fueran necesarias para establecer un vínculo con todos los residentes de las comunidades aledañas a Río Piedras. De esta forma, CAUCE colabora con los barrios Venezuela, Blondet, Capetillo, Buen Consejo, Santa Rita, García Ubarri, Cabrera y Pueblo. Llevan a cabo más de diez proyectos dirigidos a satisfacer las necesidades de estas personas y, a su vez, ayudarlos a luchar por sus derechos.

 “Los trabajadores sociales que han estado en CAUCE se han comprometido con reclamar los derechos de toda la gente con lo que tienen contacto. Articulando la necesidad de la persona, el derecho que le asiste y la gestión para que se vaya moviendo a lograr ese derecho o esa libertad”, señaló Rivera Morales. “Es muy bueno para CAUCE que se haya reconocido. “Se visibiliza a CAUCE en el entorno del trabajo comunitario desde el Recinto, manteniendo lazos de colaboración con toda la comunidad universitaria”, añadió.

 De otra parte, la trabajadora social y coordinadora de proyectos de CAUCE Mónica Ponce Caballero, compartió su visión de la ayuda. “Nosotros partimos de un trabajo social de transformación, que no es tradicional. Parte de estar ahí con la gente, desde unas posiciones bien horizontales, entendiendo que en las comunidades también hay unos saberes. El fin es ver de qué manera podemos provocar la organización de esos saberes a beneficio de la calidad de vida de los riopedrenses”, explicó. “Nosotros tenemos un trabajo social distinto, porque usualmente cuando se parte de un trabajo social comunitario es eso: transformación, provocación de participación, acompañamiento y es desde una óptica más horizontal”, añadió.

 Sin embargo, en CAUCE se trabaja con muchas cosas. En el proyecto Juventud Riopedrense en Acción Comunitaria (JURAC), el cual busca promover el liderato juvenil mediante talleres intensivos semanales de pensamiento crítico y técnicas de educación populares, se trabaja con el derecho a la libertad de expresión. Además, colaboró para el lanzamiento de El Roble, cuya primera edición se publicó el pasado mes, un periódico comunitario que se lleva a cabo por los jóvenes riopedrenses. Por otra parte, también enfatizan en el derecho a la transportación, pues entienden que se ha coartado del mismo a estas personas y que la movilidad es esencial para su desarrollo.

 Para este nuevo año, CAUCE estará trabajando para el reclutamiento de más estudiantes universitarios que quieran hacer su práctica y colaborar en el proyecto desde distintos énfasis: psicología, educación, trabajo social, matemáticas y tecnología. Además, apoyará a las organizaciones riopedrenses en la solicitud de los fondos federales del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres de Puerto Rico (CDBG-DR, por sus siglas en inglés), para la reestructuración y recuperación de algunos edificios y áreas comunes en las comunidades.