ingles | español  


Formularios para Radicar Querellas


Descarga directa de la Guia de Derecho Laboral


Judith Díaz-Porto
Oficial de Cumplimiento

P.O. Box 23321
San Juan PR 00931-3321
E-mail: jdiaz-porto@uprrp.edu

787-764-0000
Ext. 5473
Fax 787-764-3288


 

Oficina de Igualdad de Oportunidades en el Empleo
Violencia en el Empleo

preparado por Judith Diaz-Porto

Propósito


El Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico,  esta comprometido en proveer un lugar de trabajo seguro para nuestros empleados, estudiantes y visitantes. 
Conforme a la política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, establecemos el Protocolo para el Manejo de Situaciones de Violencia en el Lugar de Trabajo. Con el mismo se persigue dar uniformidad a las medidas y al procedimiento para atender situaciones de violencia.
Se ha incluido el tópico de Violencia Doméstica dentro del Protocolo, ya que este acto forma parte de los tipos o clasificaciones de actos violentos. El mismo formará parte de los adiestramientos al personal y de los programas educativos a implementarse próximamente. 

 

DATOS sobre la violencia en el trabajo

Tradicionalmente  las universidades han provisto un ambiente seguro dónde los participantes de la vida universitaria intercambian sus ideas y exploran juntos sobre el aprendizaje. Sin embargo, para muchos de las personas que hacen uso de la Universidad, ésta representa un lugar seguro, tranquilo y de sana convivencia. Dentro de este grupo de personas están las víctimas de violencia, para quienes el lugar de trabajo representa ese santuario dónde pueden escapar de su realidad diaria. No obstante, los conflictos familiares y personales no se dejan en la casa, si no que pasan a formar parte de la realidad diaria en el ámbito de trabajo. Es inevitable que ocurra esto, como seres humanos, profesionales y trabajadores traemos a nuestra área de trabajo ese bagaje de experiencias vividas, personales y profesionales, que nos han moldeado nuestro carácter y personalidad. En muchas ocasiones, nuestros compañeros de trabajo pasan a formar un núcleo exclusivo y casi familiar, convivimos ocho horas de trabajo diario, compartimos nuestros problemas, alegrías, preocupaciones y nuestro entorno con esta familia. Entonces, no es extraño que las situaciones y conflictos de pareja lleguen al ámbito laboral y afecten negativamente las labores.  Para el patrono esto representa un gran reto, no solo se afecta la productividad de esta persona sino que se afecta la unidad de trabajo teniendo un alto costo económico y humano. A nivel de la unidad se dan situaciones que alteran todo el clima de trabajo, Por ejemplo;

  1. Puede darse el caso que compañeros de trabajo se carguen de tareas ajenas, ya sea por poca productividad, ausentismo, problemas emocionales entre otros;
  2. Se crea resentimiento por que hay una persona recibiendo toda la atención de los compañeros y de los supervisores.
  3. Tratar de proteger a la víctima, recibiendo sus llamadas telefónicas y visitas.
  4. Sentimientos como el  temer por su seguridad,  frustración por no saber como ayudar, agotamiento mental y emocional por lidiar con una situación que no le pertenece.
  5. Confrontar  comentarios infundados y rumores.

Según el “Bureau of National Affairs”, la violencia doméstica le cuesta a los patronos de 3 a 5 billones de dólares al año debido al ausentismo, baja productividad y el reemplazo constante de empleados para cubrir esas áreas de trabajo.  Las estadísticas nos revelan  datos específicos al costo en el lugar de trabajo, compartimos algunos con ustedes;

  1. Una víctima pierde un total de 8 millones de días pagos de trabajo, lo que equivale a más de 32,000 empleados a tiempo completo.
  2. Se pierden 10 días de trabajo cada vez que una mujer es acechada por su pareja, y se pierden 7.2 días por asaltos físicos.
  3. El valor estimado llega a $858.6 millones de dólares al año.
  4. En términos de salud, encontramos problemas de tensión, fatiga y problemas de salud mental.
  5. El Instituto de Violencia en el Trabajo ha estimado que cerca de 96% de mujeres maltratadas experimentan problemas en el trabajo debido al abuso físico y emocional. El 56% de estas mujeres confronta problemas de tardanzas y 28% se va temprano del trabajo. Más aún el 50% termina sin hogar y sin trabajo.
  6. Un informe del  “Employers Against Domestic Violence” revela como la violencia afecta el lugar de trabajo, y encontró que se pierden días en productividad si el patrono no responde con estrategias adecuadas.

 

Estos datos nos hacen reaccionar y establecer medidas de protección para nuestros empleados que se vean afectados por este acto criminal. Cónsono  con nuestra responsabilidad ministerial de educar a nuestros jóvenes, debemos enfrentar este reto y aportar a nuestra sociedad mediante la educación y prevención.  Ser consistentes en llevar el mensaje de que no se tolera la violencia en contra de las personas, particularmente de las  mujeres.  Crear un ambiente seguro y con estructuras de apoyo es una obligación y un reto para la comunidad universitaria de hoy día.

En respuesta a estadísticas recopiladas en Puerto Rico, que indican que entre enero del 2002 y agosto del 2004 se produjeron 526 incidentes de violencia doméstica en el lugar de trabajo de las víctimas, se crea este plan de acción para las víctimas de violencia. Sin embargo, el desarrollo de intervenciones para atenderla no es suficiente, por lo que estamos integrando el componente educativo y de prevención. Se espera que con el tiempo podamos ver un cambio en las normas, actitudes y creencias sobre la violencia contra la mujer. Así mismo, seremos enérgicos en las consecuencias que tiene el participar de esta conducta, una ofensa seria contra la dignidad del ser humano.

 

DEFINICIONES

  1. Violencia en el trabajo- incluye pero no esta limitado a; intimidación, amenazas, ataques físicos, violencia doméstica, daño a la propiedad e incluye cualquier acto de violencia en contra de empleados, estudiantes y visitantes del Recinto Universitario de Río Piedras.
  2. Persona que incurre en actos de violencia- persona que emplea fuerza física o violencia psicológica, intimidación o persecución contra su pareja.
  3. Lugar de trabajo- cualquier espacio en el que una persona realiza funciones cómo empleado y los alrededores de este espacio. Cuando se trate de edificación o estructura física incluye los espacios circundantes cómo jardines y estacionamientos.
  4. Persecución- mantener a una persona bajo vigilancia constante o frecuente con presencia en los lugares inmediatos o relativamente cercanos al lugar de residencia, de trabajo o escuela.
  5. Intimidación- toda acción o palabra manifestada en forma recurrente que tiene el efecto de ejercer presión moral y sicológica sobre el animo de la persona. Incluye el asecho, inducir u obligar a realizar actos en contra de su voluntad
  6. Orden de protección- mandato expedido por escrito bajo el sello del Tribunal, en el cual se dictan medidas a una persona que incurre en actos de violencia doméstica para que se abstenga de llevar a cabo las mismas.
  7. Víctima- cualquier persona que hay sido objeto de violencia doméstica.
  8. Violencia doméstica- el uso de conducta violenta y abusiva, incluyendo las amenazas e intimidación entre dos  personas que tienen o han tenido una relación íntima. El empleo de la fuerza física, violencia sicológica o sexual, intimidación o persecución contra una persona por parte de su pareja para causarle daño a sus bienes o a terceras personas para causarle daño emocional.
  9. Violencia sicológica- patrón de conducta constante ejercida en deshonra, descrédito o menosprecio al valor humano, limitación irrazonable al acceso y manejo de los bienes comunes, chantaje, vigilancia constante, aislamiento, privación de acceso, amenazas de privar la custodia de los hijos y destrucción de objetos preciados de la persona, entre otros.
  10. Ataque físico- contacto hostil, no deseado como pegar, empujar, tirar objetos en contra de una persona.
  11.  
  12.  

BASE LEGAL

    • Ley  Núm. 54 del 15 de agosto de 1989,  Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Domestica, establece la política del Estado Libre Asociado de Puerto Rico con relación a la violencia doméstica.
    • Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo, Núm. 16 de 5 de agosto de 1975.  Dispone que los patronos deban proveer, a cada empleado, un lugar de empleo libre de riesgos reconocidos que estén causando o que puedan causar muerte o daño físico a las personas que emplea.
    • El Acta de Salud y Seguridad en el Trabajo, OSHA, de 1970, dispone que todo patrón es responsable de ofrecer a sus empleados un lugar de trabajo libre de peligros conocidos que estén causando o que con toda probabilidad causen daño físico o la muerte.
    • Ley Núm. 284 de 24 de agosto de 1999,  Ley Contra el Asecho en Puerto Rico. Define asecho y provee una orden de protección similar a la que dispone la Ley Núm. 54, ante.
    • Ley 538 de 30 de septiembre de 2004, enmienda la Ley Núm. 54. Provee para que el patrono pueda solicitar una orden de protección a favor de sus empleados, visitantes si es o ha sido víctima de violencia doméstica o de conducta constitutiva de delito, según tipificado en la Ley Núm. 54 y los actos constitutivos de violencia doméstica han ocurrido en el lugar de trabajo. El patrono debe notificarle al empleado su intención de solicitar esta orden.
    • “Violence Against Women Act of 1994.” Legislación federal que provee protecciones legales para mujeres maltratadas.
    • “Federal Safety Campus Act”- provee para el desarrollo de sistemas de data relacionados a actos de violencia y asalto sexual en los recintos universitarios recipientes de  fondos federales.
    • Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico. Artículo 35- Acciones Disciplinarias; sección 35.2.6- Actos de acometimiento o agresión física perpetrados contra miembros de la comunidad universitaria.
    • Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico, Artículo 35- Sección 35.2.15 - El uso en las facilidades y terrenos universitarios de lenguaje obsceno, impúdico o agresivo que, dado el carácter y temperamento puertorriqueño, usualmente constituye provocación suficiente para el ciudadano común y que ordinariamente produce la violencia o la alteración del orden.

    Política institucional

    Se reafirma el compromiso del Recinto de Río Piedras para con sus empleados, estudiantes y visitantes de mantener un ambiente de trabajo seguro y libre de violencia, en todas sus formas. Se prohíbe el uso de equipo propiedad  de la Universidad de Puerto Rico tales como; vehículos de motor, teléfonos, correos electrónicos y otros, para intimidar, amenazar, asechar u hostigar a otra persona. Cualquier empleado que entienda es objeto de conductas agresivas, intimidantes y que puedan generar en violencia, debe notificarlo de inmediato al Supervisor para la acción correspondiente. Así mismo cualquier persona que sea testigo de actos similares, debe cooperar y denunciar el mismo. Repudiamos cualquier acto  de violencia y de violencia doméstica; los mismos no serán tolerados por ser actos criminales y que atentan contra la dignidad del ser humano. 

     

     

    TIPOS DE VIOLENCIA

    TIPO I – Acto Criminal.  Este tipo de conducta envuelve amenazas verbales, conducta amenazante o asalto físico, perpretado por alguien que no tiene relación alguna con el recinto universitario. Esta persona entra al Recinto de Río Piedras a cometer actos delictivos cómo asalto, hurto, escalamiento u otro acto criminal.
    Tipo II - Visitantes. Esta persona causa actos de violencia al recibir servicios de la Institución. Pueden ser antiguos empleados, estudiantes y otros visitantes. Típicamente el empleado víctima, esta proveyendo algún tipo de servicio al sujeto. El tipo de violencia incluye amenazas, conducta amenazante y violenta o asalto físico.
    Tipo  III – Relaciones de Empleados- el sujeto tiene algún tipo de relación con el empleado. Puede estar relacionado al trabajo; si esta persona tiene coraje por una situación que ocurrió y se vio afectado. La persona busca que le escuchen, trata de explicar su frustración y exige cambios a su favor. También puede ocurrir por acciones disciplinarias, despidos o amonestaciones de parte del personal supervisor. De no  estar  relacionado al trabajo- esta persona sostiene o sostuvo una relación con el empleado. La acción más común es la violencia doméstica; se busca confrontar a la víctima con quien ha tenido o tiene una relación.

     

    Determinando los factores de riesgo

     Un factor de riesgo es una condición o circunstancia que aumenta la probabilidad de que ocurra un evento violento.  No existe un solo factor de riesgo o combinación de estos que ayude a predecir si un evento criminal ocurrirá. Sin embargo, la presencia de los factores de riesgo indica que las probabilidades de que ocurra el evento aumentan. 

    1. Tiene contacto con el público
    2. Existe intercambio de dinero
    3. La naturaleza del servicio
    4. Hay exposición a sustancias flamables y explosivos
    5. Hay exposición a personas inestables emocionalmente o que padezcan de condiciones mentales
    6. Esta solo el empleado o trabajan en grupos.
    7. Esta hasta tarde en la noche
    8. El empleado de alguna manera tiene poder decisional sobre aspectos del futuro del sujeto; beneficios, salario.

    ¿Qué es la Violencia DomÉstica?

    Se define la violencia doméstica como un patrón de conducta violenta,  mediante el cual, una persona intenta obtener y mantener el control sobre otra, utilizando violencia física, violencia sexual, abuso físico y emocional. La violencia doméstica ocurre cuando una de los integrantes de la pareja usa el patrón mencionado anteriormente, para intimidar y/o herir a la pareja logrando el control y el poder sobre la pareja. Existen varias formas de mantener el control sobre otra persona. No se tiene que hacer uso de violencia física, hay una diversidad de métodos tales como; el uso de  violencia emocional y sicológica (insultos, aislamiento de amigos y familiares), controlar el dinero que recibe la persona, la chequera, abuso sexual y emocional entre otros.
    La Violencia Doméstica  es ilegal.  El uso de violencia en una pareja es un delito tipificado en el Código Penal de PR. La Ley Núm. 54 del 15 de agosto de 1989, Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica, establece la política del Estado Libre Asociado de Puerto Rico con relación a la violencia doméstica.
    La Violencia doméstica es cíclica.  Cada situación es diferente. Lo que tienen en común es el deseo de controlar y obtener poder. También vemos con frecuencia que luego de cometer el acto de violencia, viene la fase de arrepentimiento, en esta piden perdón,  prometen que no lo vuelven a hacer. Pueden parecer personas cariñosas, amorosas, encantadores y al minuto se tornan abusivos. La víctima puede confundirse con estos cambios tan dramáticos que experimenta su pareja. En ocasiones se les llama el síndrome de personalidad Jekyll/Hyde. Este tipo de conducta es realizada con la intención de manipular a la víctima, provocar sentimientos de culpa y de responsabilidad por la conducta violenta. (Ver Ciclo de la Violencia)

    ¿Quién es la víctima? La violencia ocurre en todas las estratas socio-económicas, cultura, religiones. Para muchos el estar atado económicamente a su agresor le hace difícil romper con este círculo vicioso. También ocurre entre parejas del mismo sexo y sigue siendo violencia doméstica.  Las razones que tienen la víctimas para no alejarse de la situación son múltiples y varían de persona en persona. Por esto es importante que al ofrecer apoyo a las víctimas no formulemos juicios sobre sus acciones.
    Mujeres y Hombres: Las mujeres representan el número más alto de víctimas, sin embargo le ocurre a hombres tanto en relaciones heterosexuales como homosexuales.
    Adolescentes: 1/3 y ¼ de jóvenes han sido víctimas de “date rape” o violaciones en la primera cita. También hemos visto un aumento en los casos de violencia entre jóvenes.
    Niños: En hogares donde existe el abuso físico y emocional, hay un alto riesgo de que esa conducta sea aprendida y modelada por los menores. De hecho los estudios realizados sobre el tema nos dicen que en su gran mayoría los hombres y mujeres agresores fueron víctimas  de violencia y de abuso cuando niños, ya sea por que lo vivieron o por que fueron testigos de estos actos.

     

    Designación De Responsabilidad - LA RECTORA

    Se creará un programa para prevenir y manejar los actos de violencia en el trabajo.  El mismo incluirá adiestramientos para el personal gerencial, de supervisión y representantes de las organizaciones sindicales.

    1. Se designará un Coordinador que será responsable de la implementación del programa. Se estudiará la posibilidad de crear un equipo de manejo de incidente o respuesta a incidente para que estén disponibles y movilicen los recursos adecuados.

     

    Designación De Responsabilidad - COORDINADOR

    1. El Coordinador y el equipo designado  deberán  ser adiestrado en los siguientes temas;

    Dinámica psicológica y social de la violencia doméstica
    Reconocer señales de  violencia y maltrato
    Manera apropiada de acercarse a la víctima y  al agresor
    Evaluación de situaciones de riesgo

    1. El Coordinador tendrá a su cargo la implementación del Plan de Seguridad junto a los recursos identificados. Coordinará una serie de adiestramientos tanto para el personal nombrado como para los Oficiales de Seguridad. Será el personal enlace entre el Recinto de Río Piedras y el resto de las Agencias de Gobierno.

     

    OFICINA DE RECURSOS HUMANOS

    Una vez comience la implementación  del Protocolo, el mismo será distribuido por la Oficina de Recursos Humanos a cada empleado y este firmará una hoja como evidencia que recibió el mismo.

    1. Nombrará un empleado enlace del Coordinador, que tramitará las licencias, de ser el caso, junto al supervisor de la víctima y del agresor, orientará al supervisor sobre los pasos a seguir. Este oficial enlace mantendrá en absoluta confidencialidad los trámites hechos a partir de la intervención. Deberá ser una persona que pueda tomar decisiones para así evitar la divulgación innecesaria a terceras personas.
    2. Se ofrecerá dos orientaciones al año sobre el Protocolo. Al personal recién reclutado se orientará sobre el Protocolo y la Política Institucional.
    3. La división de Adiestramiento coordinará bajo la supervisión del Coordinador, una serie de adiestramientos para el siguiente personal; de supervisión, Oficiales de Seguridad, Directores de Unidades y Decanos, sobre el manejo de situaciones de violencia.
    4. Publicará en un lugar visible la política institucional sobre la violencia doméstica.
    5. El Director de la Oficina de Recursos Humanos coordinará una serie de reuniones informativas sobre el Protocolo a las distintas organizaciones sindicales, durante el mes de noviembre de 2005. El rol de las organizaciones y de sus delegados es importante, no obstante deben ser adiestrados en el manejo de situaciones de violencia y de aspectos éticos cómo la confidencialidad.

    Programas educativos y de adiestramiento

    Se creará un programa educativo para el manejo adecuado de situaciones violentas en el trabajo. En el mismo participarán los Decanos, Directores, Personal Administrativo y Docente, así como el personal de la Oficina de Seguridad. El plan educativo se dividirá en dos fases; una preventiva y una de manejo de situaciones. Estará a cargo de la Oficina de Igualdad de Oportunidades en el Empleo. El objetivo será:

    1. Proveer adiestramiento para reconocer señales de abuso físico y emocional.
    2. Proveer educación para entender el ciclo de la violencia desde varias perspectivas y su impacto en el trabajo.
    3. Proveer talleres sobre la solución de conflictos, comunicación efectiva y manejo de crisis post-incidente.
    4. Ofrecer talleres especializados para el Comité designado y los Oficiales de Seguridad para el manejo adecuado de situaciones violentas y como evitar que situaciones controlables escalen a situaciones violentas. Manejo de Incidente Crítico. ( Critical Incident Stress Managenent y la Policia de PR).
    5. Desarrollo de campaña educativa utilizando los medios electrónicos y escritos, disponibles en el Recinto para divulgar el mensaje de prevención. Para diciembre estarán listos los cursos interactivos en la pizarra virtual o blackboard del Recinto de Río Piedras, http://virtual.uprrp.edu. Aquí se podrá encontrar información y recursos relacionados a la violencia en el trabajo y violencia doméstica. Les exhortamos a participar de estos cursos colaborando con la redacción de artículos de interés sobre el tema y publicando investigaciones realizadas por estudiantes y docentes.

     

    Personl de Supervisión; Decanos, Directores de área y supervisores.

    1. El personal de supervisión tendrá la responsabilidad del manejo inicial de las posibles situaciones. Es vital recalcar que se incluye la  responsabilidad de mantener y asegurar la CONFIDENCIALIDAD del proceso. Se les pide que estén alertas a los indicadores de violencia. No estamos hablando de realizar un diagnóstico, sino de estar atento a su personal y junto con el adiestramiento que se les proveerá, poder identificar posibles señales que ameriten la intervención. 
    2. Para que esto pueda ocurrir se proveerá adiestramiento en el manejo de estas situaciones y del Protocolo. El mismo será de carácter compulsorio.
    3. Estará a cargo de orientar al empleado, realizar un análisis de necesidades (ajustes en el horario, licencias, traslados de área) y diseñar un plan de seguridad, junto al empleado. Usted contará con el apoyo del Coordinador General a cargo de asuntos de violencia doméstica.
    4. Se ofrecerá poyo y se coordinará el servicio de ayuda que sea necesario, en nuestro caso contamos con el Programa de Trabajo Social y Servicios Médicos. El tipo de servicio a solicitar de forma prioritaria dependerá de la situación en ese momento y del buen juicio del supervisor.
    5. Se indicará al personal que puede acudir, en cada área,  para iniciar el proceso de ayuda. Esta persona será el supervisor o Director a cargo de la Unidad.
    6. El supervisor contactará a la persona nombrada Coordinador General de inmediato. Con esta comunicación se prepara un listado de  personal designado por Facultad, área de trabajo y los nombres de las personas contactos en la Oficina de Recursos Humanos, Oficina de Seguridad, Trabajo Social Ocupacional y Servicios Médicos.
    7. Se mantendrán las conversaciones en estricta confidencialidad.
    8. Se utilizará el Protocolo para el Manejo de Situaciones de Violencia Doméstica, el cual establece los pasos a seguir.
    9. De surgir la necesidad de dialogar con el empleado sobre la situación deberá buscar, si no lo tiene accesible, adecuado y seguro. No deben haber terceras personas ajenas a la situación durante esta conversación. La víctima de violencia esta experimentado sentimientos de coraje, humillación, frustración y quizás no se sienta en la confianza de hablar ante terceras personas. Debe mantener una actitud de respeto ante las decisiones que tome la víctima.
    10. En caso de pertenecer a organizaciones sindicales, se mantendrá vigente el derecho a la confidencialidad. Es importante destacar que esta situación es una delicada y que dependerá de la víctima si se involucra en esta conversación al delegado. El PSI tendrá un área designada para que la víctima acepte la intervención del delegado, relevando así de responsabilidad sobre la confidencialidad al  Supervisor y al Recinto de Río Piedras. Una vez entren terceras personas al proceso no podemos garantizar la confidencialidad del proceso.
    11.  Al hablar de la situación, enfatice en la confidencialidad, describa sus observaciones, sin emitir juicios. Este preparado para los referidos a servicios.

    Comuníquese y evalué a su personal de supervisión,  es muy posible que existan diferentes estilos de supervisión que ameriten su atención. Puede ser que necesiten educarse y en algunos casos modificar estilos de supervisión, de comunicación entre otros. El apoyo que reciba la victima es vital para que tome acción. Usted puede evaluar a su personal de supervisión para conocer sus ideas, actitudes y el nivel de conocimiento sobre la violencia doméstica. Esto le ayudara a usted y al Recinto a desarrollar estrategias dirigidas al personal de su área.

    OPCIONES ADMINISTRATIVAS DISPONIBLES POR LEY en la oficina de recursos humanos

    El Recinto realizará esfuerzos para proteger a sus empleados, víctimas de violencia doméstica, en el lugar de trabajo y ofrecer el apoyo requerido a través de los servicios de la Oficina de Recursos Humanos, el Programa de Trabajo Social Ocupacional, el Asesor Legal y cualquier otro que se estime necesario. Este esfuerzo incluye aquellos ajustes que pueda hacer la victima  para que esta protección sea mayor. Se tomarán medidas administrativas para evaluar las solicitudes de licencias con prontitud, cuando se apropiado y posible, dentro de los recursos universitarios. Se trabajará en coordinación con las unidades para asegurar que se cumplan con los requisitos de ley.
    Las siguientes opciones se consideraran:  

    1. Horario de trabajo flexible – puede utilizarse en situaciones de acecho y persecución. El mismo es temporero.
    2. Licencias Ordinaria – puede utilizarse para atender situaciones personales
    3. Licencia de Enfermedad – recibir tratamiento médico relacionado a la violencia doméstica
    4. Licencia Médico - Familiar - provee hasta 12 semanas en un año cuando el empleado tiene una condición de salud seria que le impide realizar sus funciones o para el cuido de un familiar que sufra de una condición de salud seria.
    5. Licencia sin sueldo- en caso de que agote todas las licencias, podrá solicitar a la Autoridad Nominadora, una licencia sin sueldo que no podrá ser mayor de 12 meses.
    6.  Ley Núm. 165 de 10 de agosto de 2002, aumenta la licencia de maternidad, establece licencias especiales entre las cuales se encuentran la licencia para comparecer a procedimientos administrativos y judiciales por situaciones de violencia doméstica, hostigamiento sexual y discrimen por género.

    Nota: Estos remedios administrativos han sido identificados cómo las medidas a tomar de parte del Patrono, según el mandato de la Orden Ejecutiva.

    Represalias

    “Whistleblower Protection” Protección por Represalias.     Esta política prohíbe las represalias contra algún empleado que en buena fe, informe de violaciones o irregularidades a esta política. Se tomarán todas las provisiones para proteger la identidad y seguridad de cualquier empleado que cumpla con su obligación de informar alguna irregularidad. De ser necesario se utilizará la Oficina de Igualdad de Oportunidades en el Empleo para radicar estas denuncias, las mismas están bajo protección federal y estatal.

    RESPONSABILIDAD DE REPORTAR INCIDENTES

    Concientes del ambiente que nos rodea, la prisa en que vivimos y el aislamiento social del que caemos presos durante nuestra rutina diaria, no debemos pasar por alto la responsabilidad cívica y moral que tenemos cuando somos testigos  de situaciones que atentan contra la vida y la moral. 
         Se exhorta a todos los empleados a estar alertas a actos de posible violencia en las unidades de trabajo. Se debe considerar como máxima prioridad la seguridad en nuestros centros de trabajo. Todo acto de violencia y de amenaza debe ser tomado en serio y reportado de inmediato al supervisor del área. Por lo general los actos de violencia en el trabajo se pueden prevenir, pero es vital la cooperación de todos los miembros de la comunidad universitaria. No podemos predecir cuando un ser humano vaya a cometer actos criminales pero si podemos trabajar juntos para reducir las posibilidades y reducir el daño.
    Es importante que se genere una discusión sobre estos temas en las áreas de trabajo y en los salones de clase. Todos debemos aportar a que Puerto Rico y las generaciones venideras disfruten de una mejor calidad de vida.

     

    Plan de seguridad individual PSI-72 y PSI-P

    El PSI se realiza individual, cada persona presenta una situación distinta, los indicadores de violencia y de riesgo son distintos. Por lo que se debe auscultar con la persona cuales son sus necesidades inmediatas sobre su seguridad en el trabajo. Tomando en cuenta los recursos disponibles, se diseña un plan dentro de las próximas 72 horas luego de reportar el incidente
    Algunas sugerencias son; Medidas a corto plazo

    1. Ofrecer seguridad hacia el estacionamiento del lugar de trabajo o proveerle un lugar cerca del oficial de seguridad de forma temporera.
    2. Ubicación a un lugar mas seguro dentro del área de trabajo; no estar cerca de la puerta, de la ventana, imponer barreras físicas que hagan difícil el acceso a la víctima.
    3. Considerar el “car pool” de manera que ésta no viaje sola desde y hacia su casa. Ofrecerle orientación sobre vías alternas a seguir u hospedajes.
    4. Incluir a que agencias se deben contactar; Policía de Puerto Rico, Tribunales, albergues etc.
    5. Obtener una fotografía del agresor para que forme parte del PSI y para que el personal de la Oficina de Seguridad pueda identificar a esta persona.
    6. Se puede orientar y alertar a las personas a cargo de las llamadas telefónicas y de recepción de que existe un (a) compañero(a) de trabajo atravesando una situación que requiere que estemos alertas a llamadas y visitas para este empleado.
    7. Se debe retener cómo evidencia facsímiles, correos electrónicos  y cartas enviadas a la víctima si se trata de amenazas.

    Si existe una  orden de protección; se debe guardar copia en el expediente de personal de la Oficina de Recursos Humanos, que se elabore para estos fines. Esta copia debe ser provista a la Oficina de Seguridad.
    PSI-P: para situaciones en las cuales no exista evidencia escrita, como ordenes de protección o cuando la víctima este considerando romper el ciclo de la violencia, usted puede desarrollar un PSI Preventivo. En el mismo se le ofrecerán las alternativas disponibles y se referirá a recursos para mayor orientación. De está forma, el supervisor cumple con su obligación y está debidamente documentado los pasos que realizo.

    Si la violencia llega al trabajo

    1. informar de inmediato al supervisor o Director de Área; Coordinador y a la Oficina de  Seguridad,
    2. tomar las medidas se seguridad necesarias para la víctima y sus compañeros de trabajo. Limite la información que se ofrece sobre el horario de trabajo, lugar exacto de trabajo entre otros.
    3. llamar a la Policía o al 911 para pedir servicios de apoyo
    4. identificar un lugar seguro para la víctima
    5. proveer apoyo y compañía
    6. proveer atención médica; es importante para la documentación y evidencia procesal.
    7. cooperar con la Policía de PR
    8. contactar al personal enlace de la Oficina de Recursos Humanos para los asuntos administrativos, de ser necesario.
    9. informar a la Oficina del Asesor Legal y proveer copia y el informe escrito para estos fines y guarde copia de todos los documentos originados durante la intervención.

    Si el agresor es empleado

    Algunas personas que incurren en actos de violencia manifiestan esta conducta en el lugar de trabajo. Puede ocurrir que el empleado utilice equipo del Recinto de Río Piedras para intimidar, hostigar y asechar a la víctima.  Se debe tomar acción disciplinaria contra este empleado aunque la víctima no labore en el mismo centro de trabajo.
    En caso de que la víctima labore en el mismo lugar, el supervisor deberá tomar medidas correctivas inmediatas. Por ejemplo podemos reubicar a una de las partes, en este caso a la persona agresora. Se le debe notificar  al personal de supervisión de ambos empleados para que tome las medidas pertinentes.
    Establecer procedimientos para que el supervisor pueda tomar acción inmediatamente; entre las alternativas sugerimos las siguientes; (a) traslado del empleado (b) licencia con paga, de esta forma no puede alegar que ha sido castigado.
    Tomar medidas de acciones disciplinarias, según el Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico. Para cada ofensa, enumerar la acción disciplinaria

    1. si se trata incidentes en el trabajo; se debe evaluar la posibilidad de que constituya un delito por violación a la Ley Núm. 54.
    2. pudiera tratarse de hostigamiento sexual en la modalidad de ambiente hostil y aplicaría la Ley Núm. 17 de 22 de abril de 1988, que prohíbe el hostigamiento sexual en el centro de trabajo. 
    3. se deben tomar acciones disciplinarias cuando un empleado utilice su autoridad para cometer o ayudar a cometer actos de violencia doméstica. Se debe utilizar el Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico.

     

    Ordenes de PROTECCIÓN

    1. Si el Tribunal ha emitido una orden de protección, se incluirá en el plan de seguridad las medidas a seguir, de ocurrir una violación a la orden.
    2. Se entregará copia de la orden al personal de la Oficina de Seguridad, Oficina del Asesor Legal, al Coordinador y a la Oficina de Recursos Humanos.

    Entre las medidas que se pueden tomar adicionales están;

    1. Llamar al cuartel de Policía más cercano y notificar de la Orden.
    2. Notificar al Coordinador General para que este notifique al resto del equipo: Oficina de Seguridad, la Oficina de Recursos Humanos  y a la Oficina del  Asesor Legal
    3. Preparar al personal de seguridad para que pueda identificar y manejar al agresor, fotografía del agresor.
    4. Tomar medidas necesarias si la persona requiere servicios en el Recinto de Río Piedras.
    5. Mover a la victima, de ser necesario
    6. Si la orden fue solicitada por el patrono- se seguirá el mismo procedimiento en cuanto a las medidas de seguridad y se notificará a la víctima.
    Sugerencias para las víctimas
    de violencia doméstica

    EN CASOS DE  EMERGENCIA: Si esta en su casa y esta siendo amenazada o atacada:
    • Manténgase alegada de la cocina (el agresor puede encontrar armas allí como cuchillos)
    • Manténgase lejos de baños, armarios o áreas pequeñas donde el agresor la pueda atrapar
    • Vaya a una habitación que tenga una puerta o ventana por donde escapar
    • Vaya a una habitación que tenga teléfono para poder llamar y pedir ayuda, si puede cierre la puerta para dejar afuera al agresor.
    • Llame al 911 (o al número de emergencia local) lo más rápido posible, pida el nombre de la persona que conteste la llamada.
    • Piense a cual vecina o amistad le puede pedir ayuda
    • Si, viene la policía, dígale lo que paso; tome el nombre y número de la insignia o placa.
    • Si esta golpeada consiga ayuda médica
    • Tómese fotos de las heridas o lesiones que tenga
    • Llame a un programa de violencia doméstica o albergue de mujeres; pida que le ayuden a preparar un plan de seguridad

    COMO PROTEGERSE EN SU HOGAR
    • Aprenda a que lugar en su área puede ir para conseguir ayuda, memorice los números de teléfonos de emergencia
    • Mantenga un teléfono en una habitación que pueda ser cerrada por adentro, si puede obtenga un teléfono celular y mantenlo con usted todo el tiempo
    • Si el agresor se ha mudado, cambie las cerraduras de las puertas y ponga cerraduraa las ventanas
    • Planifique una ruta para escapar de su casa, enseñe esta a sus hijo/as
    • Piense a donde va a ir si tiene que escapar
    • Pida a sus vecinos que llamen a la policía si ven al agresor por su casa; mantenga una señal clave con los vecinos para que llamen a la policía, por ejemplo, si el teléfono suena dos veces, la cortina esta cerrada o hay una luz encendida
    • Haga un bolso o maleta con cosas importantes que quizás necesite si tiene que salir rápidamente, guárdela en un lugar seguro o déjela con alguna amistad o familiar de confianza
    • Incluya dinero en efectivo, llaves del auto, documentos importantes como, papeles del Tribunal, Pasaporte, certificados de nacimiento, expediente médico, medicina y papeles de inmigración
    • Cambie su número de teléfono a uno que no este registrado como público.
    • Ponga un bloqueador de identificación de números de teléfonos
    • Use la máquina contestadora de teléfono y revise las llamadas antes de contestar
    • Tome un curso en defensa propia

    COMO HACER QUE SUS HIJOS/AS ESTÉN MAS SEGUROS
    • Enséñele a no meterse en medio de una pelea
    • Enséñele a ponerse a salvo, a llamar al 911, a dar su dirección y número telefónico a la policía
    • Dígale como y a quien pueden llamar para conseguir ayuda
    • Enséñele a permanecer fuera de la cocina
    • Darle a la principal de la escuela o del centro de cuidado diurno una copia de la orden del tribunal y dígale que no pueden dejar ir a sus hijo/as con persona alguna sin antes conversar con usted, coordine una palabra clave con ellos para que se puedan asegurar que usted es la persona en el teléfono, deje foto del agresor en la escuela
    • Asegúrese que los niño/as sepan a quien informar si ven al agresor en la escuela
    • Asegúrese que el personal de la escuela sepa que no deben dar su dirección o número de teléfono a persona alguna

    COMO PROTEGERSE FUERA DE LA CASA
    • Cambie regularmente su rutina de viaje
    • Trate de conseguir transportación con distintas personas
    • Haga compras y sus transacciones bancarias en lugares distintos
    • Cancele cualquier cuenta bancaria o tarjeta de crédito que tenga en conjunto con el agresor; abra cuentas nuevas en un banco distinto
    • Mantenga su orden de protección y números telefónicos de emergencia con usted todo el tiempo
    • Mantenga con usted un teléfono celular y que este programado al 911 (u otros números telefónicos de emergencia)

     

    PARA ESTAR MÁS SEGURA EN SU LUGAR DE TRABAJO
    • Mantenga una copia de su orden de protección en su lugar de empleo
    • Provea copia de una foto del agresor al personal de seguridad y a amistades una foto del agresor
    • Converse con su supervisor de empleo sobre su situación, ellos la pueden ayudar mediante un PSI.
    • No vaya almorzar sola
    • Pida que alguna persona de seguridad le acompañe a su auto o al transporte público
    • Si el agresor le llama al trabajo guarde los mensajes y guarde cualquier mensaje electrónico.
    • Su patrono puede asistir en conseguir recursos de ayuda en la comunidad

    REFERENCIAS

      • Domestic Violence Curriculum. National Victim Assistance Academy, NVAA, Department of Justice
      • Partnering in Workplace Violence Prevention: Translating Research to Practice. National Institute for Occupational Safety and Health.
      • A Manager's Guide: Traumatic Incidents at the Workplace, Office of Personnel Management, OPM.
      • Women’s Human Rights; A Manual for Education & Action on Domestic Violence and Sexual Assault.
      • Domestic Violence in the Workplace; A Manual. Multnomah County Domestic Violence Coordinator’s Office, Portland Oregon, 2002.

       

      Plan de Seguridad para Víctimas de Violencia Doméstica


      Este plan de seguridad es para víctimas de violencia doméstica de cualquier edad que sufran abuso o que le tengan miedo a su cónyuge o pareja, novio o novia, hijo adulto o a algún miembro de la familia. La creación de un plan de seguridad permite desarrollar herramientas antes de que ocurran situaciones potencialmente peligrosas. De las sugerencias que se mencionan aquí, elija sólo las que tengan sentido en relación con sus circunstancias. Conozca las alternativas que le ofrece el Recinto de Río Piedras para apoyarlos durante está situación. Discuta las opciones con su Supervisor. Se les ha incluido sugerencias para su seguridad en varios escenarios. Está lista no pretende ser su PSI, usted tiene que desarrollar uno según sus necesidades. No olvide que estamos para ayudarle.


      LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO; EXISTE un Protocolo de Violencia Doméstica que le sirve de guía a los supervisores para trabajar estos casos. Es importante que usted le notifique al Director de Departamento de su situación. También puede acudir al Coordinador a la oficina de la rectora.

      INFÓRMELE A su Supervisor o Director de Unidad si tiene una Orden de Protección. Proveea copia de la misma.

      usted puede colaborar A elaborar el PSI. Hay ciertas cosas que puede hacer para facilitar el proceso. Por ejemplo, puede obtener una fotografía del agresor y entregarla al Director de su Unidad. Está persona le guiará o le pondrá en contacto con la persona asignada.
      Es su derecho solicitar confidencialidad y a tener la expectativa de que las personas a quienes les comunique esta información la mantendrán también. Si usted es miembro de una organización laboral, deberá consentir para que terceras personas participen del proceso. Una vez esto ocurre, la Institución no le podrá garantizar total confidencialidad.

       Limitando la información sobre el empleado. De ser posible, pídale a alguien que no ofrezcan información de sus entradas y salidas. Pueden registrar o tomar notas de sus llamadas telefónicas, recuerde que este es una alternativa temporera. Esto es importante en caso de que la víctima este siendo acechada y el agresor desee conocer sus pasos. Por otro lado es importante documentar las alternativas tomadas por la Institución para futuros procesos judiciales.

      Elabore un plan de seguridad junto a su Supervisor.

      •   Cambie la ruta hacia su trabajo y a su casa, alterne las rutas y los días, si le es posible.
      •  Elabore un plan de seguridad para entrar y salir de su lugar de trabajo. Esto implica que puede solicitar que algún personal de su oficina la acompañe al vehiculo, también se pueda coordinar para estacionarse cerca de un Oficial de Seguridad. Verifique si puede alternar los horarios de entrada y salida.
      •  Conozca las alternativas administrativas que le ofrece la Oficina de Recursos Humanos, licencias y otras opciones. Esto lo debe canalizar su Supervisor.
      • Si usted y el agresor trabajan en el mismo lugar, comente con su supervisor sus opciones respecto a su horario, precauciones de seguridad, si es razonable mover a uno de los dos de área de trabajo.
      •   Póngase en contacto con su programa local de servicios para víctimas de violencia doméstica (vea "Números De Teléfono De Ayuda Para Casos De Violencia En El Hogar) para recibir más información acerca de la seguridad en el trabajo.

       

      LA SEGURIDAD DURANTE UN INCIDENTE VIOLENTO

      Diríjase a un área que tenga una salida.
      No a un baño (cerca de superficies duras), cocina (cuchillos) o cerca de armas.

      Quédese en una habitación en la que haya un teléfono.
      De ser posible, llame al 911, a un amigo o a un vecino. Infórmeles si hay armas en la casa.

      Conozca su ruta de escape.
      Practique cómo salir de su casa de manera segura. Visualice su ruta de escape.

      Tenga lista una maleta empacada.
      Manténgala escondida en un lugar conveniente de modo que pueda salir rápidamente, o deje la maleta en otro lugar si el agresor registra su casa.

      Invéntese una palabra clave o una señal.
      Dígasela a sus hijos, nietos o vecinos de modo que pueda comunicarles que necesita que llamen a la policía.

      Sepa adónde va.
      Planee adónde irá si tiene que salir de casa, incluso si cree que no tendrá que hacerlo.

      Confíe en su juicio.
      Considere que cualquier cosa que sienta la mantendrá segura y le dará tiempo para pensar qué hacer. A veces es mejor huir y a veces es mejor aplacar al agresor... haga lo que sea mejor para protegerse a usted misma y a sus hijos.

       

      LA SEGURIDAD AL PREPARARSE PARA SALIR

      ¡Salir puede ser el momento más peligroso!

      Tenga un lugar seguro donde pueda quedarse.
      Asegúrese de que sea un lugar que pueda protegerla a usted y a sus hijos o nietos.

      Llame a un programa de servicios para víctimas de violencia doméstica.
      Averigüe qué servicios y refugios hay a su disposición en caso de que los necesite. (Vea "Números De Teléfono De Ayuda Para Casos De Violencia En El Hogar”.) Siempre tenga a la mano su dirección y número de teléfono.

      Busque a alguien en quien confíe.
      Deje con esa persona dinero, llaves adicionales, copias de documentos importantes y ropa por anticipado, de modo que, de ser necesario, pueda salir rápidamente.

      Abra una cuenta de ahorros.
      Póngala únicamente a su nombre, para aumentar su independencia. Considere la idea de depositar dinero directamente de su cheque de pago.

      Póngase en contacto con la unidad de envejecimiento de su condado.
      Si usted tiene 60 años de edad o más, averigüe si es elegible para recibir ayuda y servicios públicos y privados, tales como Seguro Social, pensiones, alojamiento, transporte y seguro médico.

      Revise su plan de seguridad.
      Analice y revise sus planes tan frecuentemente como le sea posible con el fin de saber cuál es la forma más segura de escapar del agresor.

      Inquietudes acerca del estatus migratorio.
      Es posible que usted califique bajo una ley llamada Ley de Violencia contra las Mujeres. Hable con un experto en asuntos migratorios (no con el INS) o con su programa local de servicios para víctimas de violencia doméstica (Vea "Números De Teléfono De Ayuda Para Casos De Violencia En El Hogar") para obtener más información.

       

      Llévese Con Usted...

      • Acto de matrimonio y licencia de conducir
      • Su acta de nacimiento y las de su familia
      • Dinero, chequeras, tarjetas de crédito, tarjetas de débito, libreta de pagos de la hipoteca, título de propiedad del auto.
      • Tarjeta del Seguro Social, permiso de trabajo, tarjeta verde (green card), pasaporte, visa de estudio o de trabajo.
      • Papeles de divorcio, de custodia y orden de protección
      • Papeles del seguro y expedientes médicos
      • Acuerdo de renta, arrendamiento y/o título de propiedad de su casa
      • Expedientes escolares y de salud
      • Llaves: de su casa, del auto, de la oficina, de casa de un amigo o amiga
      • Medicinas, anteojos, aparatos para el oído, etc. que usted y su familia necesiten
        •  Artículos personales: agenda telefónica, fotografías, juguetes
        • Copias de la tarjeta verde o del Seguro Social de su esposo y todos los documentos migratorios  relacionados

       

      LA SEGURIDAD EN SU PROPIA CASA (si el agresor no vive con usted)

      Actualice su sistema de seguridad.
      Cambie las cerraduras de las puertas y ventanas lo antes posible. Considere la idea de contratar un servicio de seguridad, poner barras para las ventanas, tener mejor iluminación y poner detectores y extintores de incendios.

      Tenga un plan de seguridad.
      Enséñeles a sus hijos o nietos cómo llamar a la policía o a alguien en quien confíen. Piense en un código secreto que usted y sus hijos conozcan, el cual sirva para comunicarles que hay problemas, y para las personas que están autorizadas a recoger a los niños.

      Cambie su número de teléfono.
      Si tiene una máquina contestadora o un identificador de llamadas, cheque sus llamadas. Guarde todos los mensajes que contengan amenazas o que violen cualquier orden. Póngase en contacto con su compañía telefónica local para conseguir un número que no esté publicado.

      Hable con sus vecinos y con su casero.
      Infórmeles que el agresor ya no vive con usted y que deben hablarle a la policía si ven al agresor merodeando su casa.

      Consiga asesoría legal.
      Busque un abogado que sea experto en violencia doméstica para explorar la custodia, visitación y provisiones de divorcio que la protejan a usted y a sus hijos. Comente la opción de conseguir una orden de protección.
      Es posible que el agresor sea enviado a un programa de intervención para hombres con problemas de conducta agresiva. Hable con el programa para averiguar cuáles son los riesgos potenciales para usted mientras el agresor participa en el programa. Además, póngase en contacto con su programa de servicios para víctimas de violencia doméstica.

       

      LA SEGURIDAD Y LA SALUD EMOCIONAL

      Piense de manera positiva.
      Usted no se merece ser ni golpeada ni amenazada. Mantenga en su mente pensamientos positivos sobre usted misma y sea firme y enérgica con los demás al hablar de sus necesidades.

      ¡Lea!
      Pida a su programa local de servicios para víctimas de violencia doméstica (vea "Números De Teléfono De Ayuda Para Casos De Violencia En El Hogar ") y a su biblioteca local que le den materiales que traten sobre la violencia doméstica.

      Consiga apoyo.
      Llame a una línea de ayuda en caso de crisis de violencia doméstica (Vea "Números De Teléfono De Ayuda Para Casos De Violencia En El Hogar y/o asista a un grupo de ayuda para mujeres o para víctimas durante al menos dos semanas para obtener apoyo de otras personas y para aprender más acerca de usted misma y acerca de su relación con el agresor.

      Haga lo que sea seguro para usted.
      Si tiene que comunicarse con el agresor, hágalo del modo que le haga sentir segura, ya sea por teléfono, correo o en compañía de otra persona.

      LA SEGURIDAD Y SUS HIJOS; Usted y sus hijos se merecen estar seguros

      Comuníquese con las escuelas y guarderías.
      Infórmeles quién tiene permiso de recoger a los niños y provéales la palabra secreta. Hable con ellos para acordar otras provisiones especiales con el fin de protegerla a usted y a sus hijos. De ser posible, obtenga una fotografía del agresor.

      Intercambie a los niños en un lugar seguro.
      Busque un lugar seguro para intercambiar a los niños durante las visitaciones. Algunas comunidades tienen lugares especiales para este fin. Póngase en contacto con su programa local de servicios para víctimas de violencia doméstica para obtener más información. (Ver números de contacto mas adelante)

      En caso de EMERGENCIA LLAME AL 911.

      Para obtener apoyo, llame al programa de violencia doméstica más cercano o a la Línea Nacional de Violencia Doméstica (National Domestic Violence Hotline) al: 800-799-SAFE (7233).

      Números de Teléfono de Ayuda para Casos de Violencia Doméstica o Asalto Sexual en Puerto Rico

      Centro de ayuda a victimas de violación, CAVV. 787-474-2028

       

       

      Departamento de Justicia; unidad especializada en violencia doméstica
      787-729-2099

      unidad de san juan 787-763-1985 ext  260: fiscal carmen ortiz rodriguez

      unidad de bayamon  787-778-8383 fiscal wanda vazquez garced

      policia de puerto rico  unidad de violencia Doméstica y hostigamiento sexual
      787-793-1234 EXT 2050

      unidad de san juan 787-782-1050; 792-6734

      unidad de bayamon 787-269-2039

       oficina de la procuradoria de la mujer  787-721-7676

      linea de orientacion 24 horas 7 días a la semana
      787-722-2977; 697-2977

       

       

      ALBERGUES

      1. Casa de la Bondad, Inc. es una organización sin fines de lucro fundada en 1994 para servir a mujeres sobrevivientes de violencia doméstica sus hijas e hijos. Provee albergue, consejería, apoyo, intercesora legal, acompañamiento a las cortes a mujeres maltratadas y a sus hijas/os y servicios de referido.
        Dirección:
        MSC 406
        PO Box 890
        Humacao, PR 00792-0890
        Teléfono:(787) 852-7265 y (787) 852-2087
        Facsímil:(787) 852-2087
      2. Casa Protegida Julia de Burgos, Inc. es una organización sin fines de lucro. Fue fundada en 1979 y es el primer albergue en Puerto Rico para mujeres maltratadas. Provee servicios de albergue, intervención en crisis, consejería, Intercesora legal y acompañamiento a las cortes a mujeres maltratadas y a sus hijas/os. Ofrece también, referidos a otros proveedoras/es de servicios y asistencia legal.
        Dirección:
        GPO Box 362433
        San Juan, PR 00936-2433
        Teléfonos:
        Aguadilla (787) 997-0638 Bayamón (787) 269-4413
        Ponce (787) 284-4363 ó (787) 842-1873
        San Juan (787) 723-3500 ó (787) 723-2814
        Facsímil: San Juan (787) 725-8580
      3. Casa Protegida Luisa Capetillo es una organización sin fines de lucro. Provee servicios de albergue, consejería, servicio ambulatorio, acompañamiento al tribunal y referidos.

          Dirección:
      PO Box 390
      Arecibo, PR 00613
      Teléfono: (787) 880-6944
      Facsímil: (787) 880-7861

      1. Hogar Ruth es una organización sin fines de lucro. Fue fundado en 1985. Provee servicios de albergue, intervención en crisis, consejería legal, servicios legales y actividades de distracción social a mujeres maltratadas y a sus hijas/os. Además, desarrolla trabajos dirigidos a la educación de la comunidad.
        Dirección:
        PO Box 538
        Vega Alta, PR 00692
        Teléfonos y facsímiles:
        (787) 883-1805, (787) 883-1884 ó (787) 792-6596
      2. Hogar Nueva Mujer Santa María de la Merced, Inc. es una organización sin fines de lucro al servicio de sobrevivientes de violencia. Fue fundado en 1992. Provee albergue, consejería, apoyo, intercesora lega y servicios de referidos.
        Dirección:
        PO Box 37927
        Cayey, PR 00737
        Teléfonos:(787) 263-6473 y (787) 623-8980
        Facsímil:(787) 263-9305
      3. Hogar Clara Lair, Inc., es una organización sin fines de lucro fundada 1991. Ofrece servicios de albergue, consejería, apoyo, intercesora legal, escolta a tribunales, orientaciones telefónicas y servicios de referidos.
        Dirección:
        PO Box 1653
        Hormigueros, PR 00660
        Teléfono y facsímil: (787) 849-3075
        Tribunal Municipal de Mayagüez: (787) 832-4045
      4. La Casa de Todos, es una organización sin fines de lucro fundada en 1981. Ofrece servicios de albergue, consejería individual, apoyo, intercesora legal, escolta a tribunales, orientaciones telefónicas y servicios de referidos.
        Dirección:
        HC 01 Buzón 6128
        Juncos, PR 00777-9710
        Teléfonos:(787) 734-3132 y (787) 734-5511
        Facsímil:(787) 734-4565
      5. Proyecto de Ayuda a Sobrevivientes de Violencia Sexual y Doméstica Orientado a la Salud (PASOS) de las Mujeres, provee servicios especializados de evaluación médico-forense ambulatorios (más de 7 días del evento), cernimiento de necesidades de salud y sicosociales, seguimiento de evaluaciones de emergencia, asesoría, discusiones de casos, adiestramientos, entre otros. 

           Dirección:  Centro Mujer y Salud, Recinto de Ciencias Médicas,      Universidad de Puerto Rico, P.O. Box 365067, San Juan, PR 00936-5067
           Teléfonos: 787-758-2525 x 2814. Para citas: 787-758-2525 x 2813 ó 787-764-3707
             Facsímil: 787-753-0090

      SI NECESITA LOS TELEFONOS DE OTROS PUEBLOS, COMUNIQUESE CON EL OFICIAL DE  CUMPLIMIENTO EEORRP A la EXT 5473 o Al Email
       mailto:jdiaz-porto@uprrp.edu

 

WebMaster | Política de Privacidad & Seguridad | Como Contactarnos | Política de Accesibilidad | Envia tus comentarios

©2005 UPR Recinto de Rio Piedras, Derechos Reservados.

Actualizada 05.06.06