Página PrincipalÚltima Hora Última Hora

9:27 am - 21/01/2009

Medidas a Tomar en el Recinto de Río Piedras en Respuesta a los Cambios en la Economía

Categoría: Última Hora ∗ Etiquetas: ,

18 de diciembre de 2008

CARTA CIRCULAR Núm. 019, Año 2008-09
A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Gladys Escalona de Motta, Ph.D.
Rectora

Medidas a Tomar en el Recinto de Río Piedras en Respuesta a los Cambios en la Economía

Como sabemos, Puerto Rico enfrenta un déficit económico cuyas dimensiones no tienen precedente. Éste es reflejo de una crisis económica general en todo el mundo resultado de la estrecha interconexión y la interdependencia entre países producida por la mundialización. Las primeras planas de los periódicos del País nos describen las insuficiencias de fondos de nuestras agencias públicas y nos informan que los recaudos del Departamento de Hacienda están por debajo de las proyecciones trazadas para el presente año fiscal. Esta crisis se transforma rápidamente en una crisis financiera y amenaza con convertirse en una crisis social. En el Recinto esta situación nos exige analizar cuidadosamente el presupuesto y enfocar correctamente todas las decisiones relacionadas con nuestro funcionamiento.

En respuesta y atención a esta situación económica, la Universidad de Puerto Rico está implantando un programa de redistribución del presupuesto existente, en conjunto con medidas de control de gastos y economías. Estrategias similares se han implantado en universidades estatales públicas en los Estados Unidos y otros países. Es nuestra intención, pues, hacer a toda la comunidad universitaria del Recinto de Río Piedras partícipe de esta situación y de la necesidad que tenemos todos de evaluar minuciosamente cada gasto y de justificar concienzudamente cada compromiso fiscal.

Como sabemos, el presupuesto de la Universidad se nutre principalmente de los recaudos del Gobierno del Estado Libre Asociado por lo que la disminución en esos recaudos impacta negativamente el presupuesto operacional de la Institución. Por consiguiente, será necesario realizar ajustes internos en vista de la reducción ocurrida en los ingresos netos del gobierno. Las nuevas medidas de control de gastos se comenzarán a identificar inmediatamente. De forma preliminar se trabaja un escenario de ajuste de $3.6 millones. Este ajuste nos proponemos hacerlo manteniendo, lo más firme posible nuestro compromiso de atraer y retener los mejores estudiantes, profesores y empleados, y de fortalecer las oportunidades de éstos de tener becas y ayuda financiera para sus estudios e investigaciones.

En reuniones celebradas con los Decanos y Directores de Escuelas, hemos discutido y explicado los efectos de la crisis económica actual y su impacto en la comunidad universitaria. Además, les hemos solicitado que, junto a los directores de departamento de las respectivas facultades y escuelas, reevalúen la programación de actividades del segundo semestre para limitar el desembolso de fondos a aquellas actividades indispensables e impostergables para el funcionamiento del Recinto. En cuanto a la sesión de verano, la misma deberá programarse dando prioridad a los cursos necesarios para que los estudiantes candidatos a graduación en verano y diciembre completen sus requisitos de grado.

En los últimos años, nuestro compromiso con la calidad de la educación universitaria ha tenido logros muy significativos. Estamos dando impulso a la transformación más ambiciosa del bachillerato en el Recinto con la implantación de la revisión aprobada hace dos años y con la operacionalización del plan estratégico Visión Universidad 2016. Estos procesos prometen guiarnos hacia un nuevo nivel de efectividad en el desarrollo institucional. Para ello contamos con la buena voluntad y la dedicación a la Institución de cada uno de los miembros de nuestro personal docente y no-docente, nuestros trabajadores y nuestros estudiantes, así como con la experiencia y el peritaje de los integrantes de nuestra administración.

Sé de la capacidad de los universitarios para manejar bien y en función de los mejores intereses de la Universidad y del País toda situación que desafíe el bienestar de esta institución. Les aseguro mi mayor cooperación en este esfuerzo y les invito a ofrecer sus ideas y sugerencias sobre medidas para ajustar mejor nuestro presupuesto.