Página PrincipalÚltima Hora Última Hora

10:31 am - 06/06/2011

Campaña Benéfica de Empleados Públicos 2011

Categoría: Eventos ∗ Etiquetas: , ,

2 de junio de 2011

CIRCULAR NÚM. 25, AÑO 2010-2011

EMPLEADOS DEL RECINTO DE RÍO PIEDRAS

Ana R. Guadalupe, Ph.D.
Rectora

CAMPAÑA BENÉFICA DE EMPLEADOS PÚBLICOS 2011

La Ley Núm. 168 del 11 de agosto de 1988, conocida como Ley de Campaña Benéfica de Empleados Públicos, tiene el propósito que sea Ia única Campaña autorizada para la recaudación de fondos entre los empleados públicos, con el fin de reducir a un mínimo las actividades para solicitar donativos en el lugar de trabajo.  Los fondos que se recauden durante la Campaña serán designados a las instituciones benéficas que el empleado desee aportar directamente.  Las instituciones que reciben donativos a través de esta Campaña, se dedican a ofrecer servicios sociales y de salud para contribuir a la solución de problemas; tales como: la violencia doméstica, el maltrato infantil, el abandono de ancianos y la adicción a drogas entre otras situaciones que afectan a nuestra sociedad actual.

Desde que se aprobó la Ley, Fondos Unidos de Puerto Rico ha sido la entidad designada para administrar los fondos y asegurarse de que los mismos lleguen a las instituciones benéficas participantes.

Hay dos formas de contribuir a la Campaña Benéfica:

  • EI empleado podrá libre y voluntariamente autorizar un descuento de nómina, con una aportación mínima de $2 mensuales.
  • Mediante una aportación en cheque o giro a nombre de: CAMPAÑA BENÉFICA DE EMPLEADOS PÚBLICOS.

Los empleados que estén interesados en participar de esta Campaña, pueden pasar por la Oficina de Recursos Humanos o con el Miembro del Comité de Consejo Facilitador de su Facultad en o antes del 30 de junio de 2011 para completar la boleta de aportación e identificar del Directorio de Instituciones Participantes a cuáles desea que llegue su donativo o comunicarse con la Sra. Madeline Arocho, a la extensión 84425.

Recuerda que con tu aportación ayudarás a que estas instituciones benéficas puedan seguir ofreciendo sus servicios a la comunidad puertorriqueña que tanto lo necesita.  El espíritu de servicio que nos ha caracterizado debe manifestarse en causas como ésta.  ¡Participa!