Página PrincipalÚltima Hora Última Hora

9:25 am - 30/01/2009

El Recinto y la situación fiscal del País

Categoría: Última Hora ∗ Etiquetas: , ,

23 de enero de 2009

CARTA A LOS ESTUDIANTES

Gladys Escalona de Motta, Ph.D.

Rectora

El Recinto y la situación fiscal del País

Reciban una cálida bienvenida al iniciar este nuevo semestre académico. Un semestre que como de costumbre nos da la oportunidad de adelantar nuestras metas académicas mediante el estudio, la dedicación y el compromiso compartido. Deseo hablarles del tema que se discute tanto en los medios de comunicación masiva, como en el seno familiar. Me refiero a la difícil situación económica que encara Puerto Rico y las consecuencias que esta tiene en todos los sectores de nuestra sociedad, incluyendo nuestra Universidad.

Como sabemos, el presupuesto operacional de la Universidad de Puerto Rico se nutre principalmente de la aplicación de una fórmula al fondo general del Gobierno del Estado Libre Asociado. En la medida que ese fondo se ha visto reducido, se ha reducido también el presupuesto funcional de nuestra universidad. Para encarar esta situación, el Recinto ha venido implantando un programa de redistribución de su presupuesto a base de las prioridades establecidas y ha tomado una serie de medidas para reducir gastos y generar economías, cuidando de garantizar el funcionamiento institucional y estándares de excelencia. Entre estas medidas se encuentran la reducción en la flota vehicular, una moratoria en la ocupación de plazas no docentes vacantes por renuncia o retiro, una mayor rigurosidad en la autorización de pago de horas extras, viajes, y otras gestiones ancilares.

En cuanto a la oferta académica, en reuniones celebradas con los Decanos y Directores de Escuelas, hemos discutido y explicado los efectos de la situación económica actual y su impacto en la comunidad universitaria. Además, les hemos solicitado que, junto a los directores de departamento, reevalúen la programación de la oferta académica y de las actividades del segundo semestre para limitar el desembolso de fondos a aquellas actividades indispensables e impostergables para el funcionamiento del Recinto. Estas medidas no contemplan la eliminación de la oferta de verano pero si su programación, dando prioridad a los cursos necesarios para que los estudiantes candidatos a graduación en verano y diciembre completen sus requisitos de grado. La oferta de cursos adicionales en verano dependerá en gran parte de la capacidad económica que tendrá el recinto al conformar el presupuesto del próximo año fiscal. Los programas de ayuda a los estudiantes tampoco serán afectados. Nuestra meta es continuar ofreciendo todos los servicios y programas de ayuda disponibles a nuestros estudiantes, puntualizando las necesidades de hacerlos más ágiles y efectivos y estimulando su más amplio uso por los estudiantes que los requieran.

¿Cómo puede aportar cada estudiante en este momento?

Como estudiante debes orientarte con tus asesores académicos para configurar programas de estudio de acuerdo a tus necesidades reales. Estos deben contribuir a tu progreso académico y conducirte a completar prontamente tus requisitos de grado. Debes también aprovechar al máximo la gama de servicios que pone a tu disposición el Recinto y su Decanato de Estudiantes.

Quiero recordarles que la Universidad es la mejor inversión del pueblo de Puerto Rico en su futuro. En sus 105 años de existencia, la Universidad ha contribuido de manera decisiva a desarrollar el talento y a generar los saberes que han propiciado el desarrollo de Puerto Rico. Todos los universitarios reconocemos esta contribución y nos hacemos eco de la opinión mundial sobre la importancia de la educación: que constituye siempre las posibilidades de futuro para los seres humanos, tanto en los momentos buenos como en los momentos difíciles.

Puerto Rico necesita pues, en este momento y más que nunca, puertorriqueños y puertorriqueñas comprometidos con la defensa y aprecio de nuestros valores; mentes claras y críticas que aporten con sensatez y cabalidad a nuestra sociedad. Hagamos de este momento difícil una oportunidad para crecernos; un reto a la creatividad y al compromiso con nosotros mismos, con nuestras familias y con el País que cifra en nosotros la esperanza de un mejor mañana.