Página PrincipalÚltima Hora Última Hora

10:27 am - 01/12/2009

“Pintata” en La Plaza del Cuadrángulo Histórico

Categoría: Última Hora ∗ Etiquetas: , ,

30 de noviembre de 2009

CARTA CIRCULAR

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Ana R. Guadalupe Quiñones, Ph.D.

Rectora Interina

“PINTATA” EN LA PLAZA DEL CUADRÁNGULO HISTÓRICO

En días recientes un grupo de estudiantes, llevó a cabo lo que ellos denominaron una “pintata”, actividad que consistió en pintar con motivos variados los bancos que se encuentran en la Plaza del Cuadrángulo. Los estudiantes participantes no solicitaron autorización para llevar a cabo esta actividad e hicieron caso omiso a la orientación que le ofrecieron los oficiales de seguridad y la Decana de estudiantes, ni atendieron la exhortación a suspender la misma. Como en ocasiones anteriores, este grupo tampoco se identifica y expresa su intención de no acatar las normas de comportamiento estipuladas en los reglamentos institucionales, especialmente el Reglamento General de Estudiantes.

Según este Reglamento, los estudiantes pueden llevar a cabo sus actividades y demostraciones siempre y cuando éstas cumplan con lo estipulado y no obstaculicen las labores académicas y administrativas, o resulte en la destrucción o daño a la propiedad ajena. No observar la reglamentación vigente, puede exponer a los estudiantes a ser sancionados.

Aunque reconocemos que el arte público es una expresión para el deleite de muchos, la llamada “pintata” en el Cuadrángulo Histórico del Recinto va en contra de los esfuerzos que se vienen realizando por restaurar las áreas verdes, las estructuras históricas y otros espacios para mejorar la calidad de vida de toda la comunidad universitaria. Restaurar las áreas a su estado original representa una inversión de recursos humanos y fiscales significativos. En estos momentos en los que el país y la Universidad de Puerto Rico atraviesan una grave situación fiscal, los recursos fiscales de la institución deben ser utilizados para atender necesidades apremiantes del Recinto y para fortalecer la gestión académica y no para reparar lo vandalizado.

Es un deber de todos los miembros de la comunidad universitaria el velar y contribuir a preservar el patrimonio que representa este Recinto para nuestro propio disfrute y el de las próximas generaciones. Recabo la cooperación de toda la comunidad universitaria para disuadir a este grupo a continuar con estas actividades.

Por mi parte, continuaré reuniéndome con aquellos estudiantes que tengan y deseen aportar constructivamente al desarrollo del Recinto y al mejoramiento de los servicios, la docencia y otras actividades relacionadas, incluyendo la discusión de una propuesta para el establecimiento de espacios de expresión pública que no se ha concretado, en espera de una mayor participación de los representantes estudiantiles.

ns/mcm