El proyecto PATRIA otorga servicios de salud mental a miles en Puerto Rico

niños dibujando

Por Naylie Vélez Figueroa
Estudiante Reportera
Oficina de Comunicaciones
Recinto de Río Piedras – UPR

 

Un acuerdo colaborativo entre la Universidad de Puerto Rico (UPR) y la Hispanic Federation logró que, a casi dos años de su establecimiento, cerca de 4,500 residentes en Puerto Rico recibieran servicios de salud mental de forma gratuita. 

Desde su fundación en el 2018, el Proyecto para el Apoderamiento, Transformación y Recuperación a través de un enfoque Interdisciplinario de Servicios Accesibles, mejor conocido como PATRIA, ha brindado talleres psicoeducativos, sesiones terapéuticas, evaluaciones psicológicas, entre otras ayudas, a personas afectadas por desastres naturales en la isla. 

“Atendemos, principalmente, personas que, a raíz de desastres provocados por eventos naturales, enfrentan situaciones que afectan su salud emocional y su capacidad funcional en su escenario familiar, comunitario, educativo o laboral”, expresó el coordinador general de la iniciativa, el doctor Jaime Calderón Soto. 

Imparten “fuerza, esperanza y diferentes maneras de sobrevivir” 

En un inicio, el proyecto sirvió para que profesores y estudiantes de los recintos universitarios de Río Piedras, Arecibo y Humacao identificaran las necesidades de salud mental de los puertorriqueños y puertorriqueñas que fueron afectados por los huracanes Irma y María.

No obstante, a raíz de los sismos que sacuden a la isla desde el pasado diciembre, el equipo ejecutivo de PATRIA, compuesto por seis profesionales de la salud mental, diseñó una intervención grupal para el manejo de emociones y preocupaciones de los afectados y afectadas por los temblores. 

“Durante el 2019, el proyecto impactó a personas en más de 27 pueblos de la isla. De mediados de enero de 2020 al presente, nuestro foco ha estado centrado en algunas comunidades del sur”, añadió el psicólogo Calderón Soto. 

Entre las áreas que han sido impactadas por medio de la iniciativa, se encuentran algunas comunidades de Ponce, Guayanilla, Yauco, Peñuelas y Loíza.

“Iniciamos estos servicios en el área de Yauco y Ponce. Luego, recibimos una petición especial del municipio de Loíza debido a la alarma y preocupación que provocó la advertencia de tsunami”, agregó. 

Según Calderón Soto, el proyecto PATRIA “ha sido identificado dentro del Recinto de Río Piedras como uno de los componentes principales de la respuesta de la Universidad [de Puerto Rico] a la crisis provocada por los temblores”. 

“En tres semanas, hemos atendido cerca de 300 personas en Ponce, Loíza y Yauco, y continuamos identificando grupos de personas y comunidades afectadas que no han recibido servicios de agencias gubernamentales u otras organizaciones”, sostuvo. 

En cuanto a los esfuerzos que realizan en el sur, el doctor mencionó que el equipo se enfoca en lograr que las personas que participan de las intervenciones reconozcan sus preocupaciones y fortalezas a fin de compartirlas en grupo. 

De acuerdo con el profesional de salud mental, los estudiantes y profesores que participan del proyecto han identificado algunas similitudes al dialogar sobre sus inquietudes y las maneras en las que pueden trabajarlas. Asimismo, han podido aceptar que no están solas y que existen distintas formas de afrontamiento y superación. 

“Como dijo una niña al finalizar una intervención: ‘Me llevo fuerza, me llevo esperanza y me llevo diferentes maneras de sobrevivir’”, concluyó.

Capacitan a estudiantes y profesores en el área de salud mental 

Además de otorgar servicios de salud mental y bienestar emocional a las poblaciones desventajadas del país, el proyecto permitió que los participantes del programa recibieran 111 horas de capacitación durante el 2019. 

La educación impartida abarca temas relacionados con primeros auxilios en salud mental, salud mental en desastre, manejo de enfermedades crónicas en desastres, respuesta rápida en situaciones de riesgo suicida, diagnóstico de condiciones de salud mental, entre otros. 

Actualmente, el equipo ejecutivo de PATRIA está compuesto por la doctora Milagros Méndez, proponente principal del proyecto; el doctor Roberto Frontera, y la doctora Lillian Albite, coproponentes; el doctor Jaime Calderón Soto, coordinador general; y las doctoras Yassel Ambert, Samariz Laboy y María del Carmen Monrouzeau, como supervisoras clínicas. 

Asimismo el grupo de trabajo se complementa y completa con estudiantes graduados de Psicología, Trabajo Social y Consejería en Rehabilitación, quienes participan por medio de internados, prácticas o voluntariado. 

Próximos planes

Tras un anuncio de renovación de fondos de la Hispanic Federation, el proyecto PATRIA se prepara para su segundo año de ejecución. 

“Recientemente, la Hispanic Federation anunció que financiará un segundo año del proyecto por la misma suma que el primer año [$1.2 millones] con el objetivo de atender las necesidades de salud mental de las personas afectadas por los sismos”, informó el psicólogo. 

Aun así, no descartan otras fuentes de financiamiento que permitan que el proyecto subsista a largo plazo. 

“Las necesidades que hemos identificado apuntan a que el proyecto puede crecer hacia otras área geográficas y hacia subproyectos que podrían financiarse con otras fuentes de ingresos…”, dijo.

Sobre los próximos planes del proyecto, el doctor aseguró que la iniciativa mantendrá su “compromiso de seguir brindando los servicios por los que ha recibido fondos”, así como su objetivo de formar estudiantes y otros profesionales en temas relacionados a salud mental en desastres. 

Para más información sobre la iniciativa, pueden comunicarse al 787-522-1326 o enviar un correo electrónico a: proyecto.patria@upr.edu