NIH otorga importante subvención a estudio relacionado con el cáncer de hueso

laboratorio

Por Naylie Vélez Figueroa
Estudiante Reportera
Oficina de Comunicaciones
Recinto de Río Piedras – UPR

 

Tras proponer una valiosa investigación en el campo de la ciencia de materiales, científica del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (RRP-UPR) obtendrá una significativa subvención de los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés). 

La propuesta sometida por la doctora Vilmalí López-Mejías, catedrática auxiliar en el Departamento de Química, de la Facultad de Ciencias Naturales, recibirá $335,251, por un periodo de tres años, de la agencia de investigación médica más importante de los Estados Unidos. Su estudio se enfoca en el desarrollo de materiales que contribuyan en la prevención y el tratamiento del cáncer de hueso, condición que se origina cuando las células cancerosas de la mama colonizan y crecen de forma descontrolada en otras partes del cuerpo. 

Según la investigadora, el proyecto propone desarrollar entidades químicas conocidas como complejos de coordinación, que contribuyan a la regeneración de hueso afectado por un cáncer metastásico.  Los complejos de coordinación son materiales compuestos de moléculas orgánicas, conocidas como ligandos, y metales que se unen a través de enlaces de coordinación. 

“El proyecto propone desarrollar complejos de coordinación que sean capaces de dirigirse selectivamente al hueso”, afirmó López-Mejías, quien labora en el recinto riopedrense desde hace seis años. Estos materiales serán capaces de desintegrarse en ciertos ambientes óseos, donde soltarán agentes anticáncer para cumplir con su función terapéutica. 

“El desarrollo de estos materiales tiene el propósito de prevenir y tratar una de las enfermedades más debilitantes que existen en la actualidad, el cáncer del seno que metastatiza el hueso”, aseguró. 

Este proyecto, que ha sido trabajado durante los pasados dos años, se realizará en el Centro de Investigaciones en Ciencias Moleculares de la Universidad de Puerto Rico, específicamente en el Crystallization Design Institute, laboratorio que fundó la doctora de la mano del profesor Torsten Stelzer.

Asimismo, resaltó que, en la investigación, participan los alumnos del Programa Graduado de Química Gabriel Quiñones y Lesly Carmona. También, colaboran subgraduados de la Facultad de Ciencias Naturales, entre los que se destacan Waldemar Silva, Alondra Rivera, Lorraine Feliciano, Andrea Escalera, Darilys Mojica y Solimar Esteves. 

“Para los estudiantes, tanto subgraduados como graduados, esta experiencia de investigación provee una oportunidad de ampliar sus conocimientos y sus horizontes profesionales, abriendo caminos que les ayuden a adquirir destrezas técnicas, aptitudes profesionales y habilidades de comunicación”, agregó la científica. 

Para el doctor Luis A. Ferrao -rector del Recinto de Río Piedras de la UPR- “esta subvención es un nuevo reconocimiento a la calidad de nuestros científicos y a la importancia de las investigaciones que se gestan en nuestro recinto”.

“A nombre de nuestra comunidad universitaria -y en el mío propio- las más entusiastas felicitaciones a la doctora López-Mejías por este logro, fruto de su talento, tenacidad y compromiso con el bienestar de nuestra sociedad. Nos sentimos sumamente orgullosos de ella, con la certeza de que con esta subvención continuará adelantando su proyecto vital importancia para la salud”, aseveró el doctor Ferrao.

Por su parte, el presidente de la UPR, Dr. Jorge Haddock, extendió una felicitación  a la  doctora López Mejías por alcanzar la  competitiva y especializada subvención. 

“Nuestras felicitaciones a la doctora López Mejías por destacarse y poner el nombre de la Universidad y de Puerto Rico en un escenario científico tan  importante  como  lo son los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos. Le agradecemos por su gran compromiso con el pueblo puertorriqueño y con la UPR. Constituye una gran  oportunidad el que desde el principal centro docente de la Isla se pueda contribuir en el esfuerzo de  prevención y  tratamiento del cáncer de hueso en beneficio de la comunidad global y en beneficio de la investigación y el trabajo en equipo  que fomentamos. Su gesta es un excelente ejemplo de la calidad y experiencia que poseen los investigadores y profesionales de la salud que laboran en la institución. Puerto Rico puede contar con su Universidad.” destacó el presidente Haddock.

Estudiantes relatan su experiencia en el proyecto

Gabriel Quiñones, estudiante graduado e inventor de una patente relacionada al proyecto, destacó que trabajar junto a la científica ha incrementado su deseo de desarrollar su potencial como investigador, así como sus conocimientos en las ciencias. 

“Esta investigación me ayudará a ser un gran profesional en un futuro y a enfrentar, a capacidad, los retos que la ciencia nos trae día a día”, comentó. 

Por su parte, la alumna del Departamento de Biología Lorraine Feliciano hizo énfasis en que trabajar en el laboratorio de López-Mejías fue “un gran pilar” en su desarrollo como estudiante de STEM. 

“La doctora López cree en formar a sus estudiantes como profesionales sobresalientes mediante la interacción constante, actividades de trabajo en equipo y comentarios constructivos hacia nuestro equipo”, dijo la estudiante. 

Además, mencionó que ser parte de un equipo multidisciplinario en ciencias la ayudó a mejorar y aprender sobre aspectos como la comunicación efectiva, el manejo del tiempo, el liderazgo y el desarrollo del pensamiento crítico.

“Siempre estaré agradecida por el conocimiento y las experiencias adquiridas. Definitivamente, es más que un laboratorio de investigación”, concluyó.

Dsde el comienzo de su carrera, la doctora López-Mejías se ha enfocado en examinar el proceso de cristalización de diversas moléculas, para así controlar sus propiedades fisicoquímicas, como la solubilidad, la conducción eléctrica y la estabilidad.

Además, la profesional en las ciencias destacó que “la subvención permitirá transformar el conocimiento en práctica al potenciar el desarrollo de nuevos medicamentos para el tratamiento de esta enfermedad”. “Transformar ese conocimiento a aplicaciones que tengan impacto en la vida cotidiana también es parte de lo que anhelamos hacer en nuestro grupo de investigación”, afirmó. 

La doctora López también participa en otros proyectos subvencionados con fondos federales, así como otros contratos con la industria que los ayudan en los avances de sus investigaciones.

“Formar parte de estos proyectos contribuye al desarrollo de técnicas, procesos y materiales que transformarán nuestro día a día, a medida que educan a una nueva generación de científicos”, puntualizó.