PATRIA -de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras- e Hispanic Federation establecen línea telefónica de apoyo emocional en tiempos de crisis

telefono

Con la vocación fundamental de brindar apoyo emocional a quienes se han visto afectados por la sucesión de catástrofes que ha enfrentado Puerto Rico durante los últimos tres años, el Proyecto para el Apoderamiento, Transformación y Recuperación a través de un enfoque Interdisciplinario de Servicios Accesibles, del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico -mejor conocido como PATRIA– inaugurará -a partir del lunes 7 de septiembre próximo- una línea telefónica de apoyo emocional, gracias al auspicio de la Hispanic Federation en Puerto Rico.

Esta iniciativa proveerá servicios interdisciplinarios de psicología, trabajo social y consejería en rehabilitación, especialmente en el marco de la crisis excepcional planteada por la pandemia del COVID-19. Los servicios son gratuitos y estarán disponibles entre lunes y viernes de 10 a.m. a 6 p.m. en el  número (787) 766-5000.

PATRIA -fruto de un acuerdo colaborativo entre la UPR-RP y la Hispanic Federation a raíz de la crisis sufrida tras la devastación provocada por el paso del huracán María y posteriormente agudizada por los terremotos en el sur de la isla- ha ofrecido, desde su fundación, apoyo a quienes, debido a desastres provocados por fenómenos naturales, enfrentan situaciones que laceran su salud emocional y mental, así como su capacidad de ser entes funcionales en los diversos ámbitos de sus vidas,  bien sea en el entorno familiar y social, como en el laboral, educativo y cultural.

Para el doctor Luis A. Ferrao -rector del recinto riopedrense de la UPR- “esta iniciativa es un elocuente ejemplo de la pertinencia e importancia que tiene para nuestra sociedad la principal institución de educación superior de Puerto Rico”.

“Estamos enfrentando una crisis sin comparación en nuestra historia que, sin duda, puede tener graves consecuencias en la salud mental y en el equilibrio emocional de nuestra gente”, añade el Dr. Ferrao. “Con esta iniciativa, nuestra universidad -a través de PATRIA y el invaluable apoyo de la Hispanic Federation-, ofrece un rotundo testimonio de nuestro compromiso social, no solo como laboratorio de ideas y centro de actividad académica, sino también como corresponsable del bienestar de nuestra comunidad. Mis felicitaciones a todas las personas que han hecho posible este proyecto y nuestro más profundo agradecimiento a la Hispanic Federation por su generosidad. Invitamos solidaria y afectuosamente a que todas las personas que sientan que su estabilidad emocional y mental se ha trastocado a que hagan uso de esta línea telefónica”.

Por su parte, el presidente de la UPR, el doctor Jorge Haddock, exhortó a los estudiantes a que utilicen la ayuda de apoyo emocional, al tiempo que destacó los beneficios de la gran alianza.

“En la Universidad de Puerto Rico continuamos identificando recursos para ayudar a nuestros estudiantes, con herramientas como es la  alianza establecida por el rector, el doctor Ferrao, el personal de PATRIA y la Hispanic Federation en Puerto Rico. Se trata de una gran iniciativa, que brinda servicios profesionales de apoyo emocional y salud mental a nuestros estudiantes, para que puedan desarrollar destrezas que les permitan enfrentar los retos que trae consigo la pandemia y vivir plenamente su desarrollo universitario y completar sus objetivos. Tenemos la certeza que será una gran ayuda iniciando el semestre”, afirmó Haddock.

Asimismo, Charlotte Gossett Navarro, directora principal de Hispanic Federation en Puerto Rico -entidad que ha invertido alrededor de $2.4 millones en PATRIA- señala que “una vez más, Puerto Rico sufre el impacto de una crisis que nos sacude como pueblo, como país y se extiende a nivel mundial”.

“El distanciamiento provocado por la pandemia del coronavirus reafirma la razón de la creación PATRIA”, asevera. “Esta iniciativa se ha convertido en una excelente forma de ayudar a lidiar con los traumas que nos ha tocado vivir en los últimos tres años. Tras la devastación del huracán María, los terremotos del sur y ahora el COVID-19, PATRIA es un vehículo que brinda y presenta herramientas únicas para manejar los efectos emocionales provocados por vivir en plena zona de desastre. Nuestra resiliencia tiene sus límites y todos tenemos que pedir ayuda en algún momento. Por esta razón, el lanzamiento de esta nueva línea de apoyo emocional es una alternativa de conexión directa, inmediata y confidencial de nuestros psicólogos y profesionales con nuestros hermanos y hermanas en toda la isla”.

Los servicios de esta línea de apoyo emocional -desarrollada con la colaboración del Centro Universitario de Servicios y Estudios Psicológicos (CUSEP) de la UPR-RP- están concebidos para quienes experimentan sentimientos de tristeza, soledad, estados de ansiedad y desesperanza, entre otros. Estos servicios incluyen primeros auxilios psicológicos y servicios psicoterapéuticos de corto, mediano y largo alcance. Además, a través de la línea, se pueden coordinar otros servicios como citas para evaluación psicológica, cernimiento de capacidad funcional y servicios de exploración ocupacional. Las organizaciones interesadas también pueden solicitar talleres psicoeducativos virtuales (webinars) sobre diversos temas para el beneficio de sus miembros.

El equipo del proyecto está compuesto por 30 profesionales y estudiantes de nivel avanzado de Psicología, Trabajo Social y Consejería en Rehabilitación. Durante el último año y medio, el proyecto ha atendido a más de 3,000 personas y ha impartido decenas de talleres psicoeducativos en diversos temas relacionados con el manejo emocional y con lo que debe hacerse antes, durante y después de desastres ocasionados por eventos naturales. El proyecto tiene centros de servicio en los recintos de Río Piedras, Arecibo y Ponce de la UPR.