Innovaciones académicas en el nuevo Laboratorio de Arqueología Ambiental

0

Por : Yaneris M. Soto Muñiz

La Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras se estrena un nuevo laboratorio de Arqueología Ambiental, único en su clase en toda la unidad del sistema UPR y todo Puerto Rico. Esta iniciativa tiene como misión servir como base y plataforma para realizar investigaciones académicas que exploren  la identificación de peligros y soluciones de las situaciones socioambientales que enfrentamos hoy.

El mismo nace con la idea de una reformulación y revitalización del Departamento de Sociología y Antropología, trabajando dentro de las distintas subdisciplinas de la antropología, tales como la arqueología, antropología física, antropología sociocultural y antropología lingüística.  Su directora, la doctora Isabel Rivera Collazo, actualmente es la única arqueóloga ambiental en todo el sistema UPR y en la isla.

Rivera explicó que la creación del laboratorio es necesaria para crear un acercamiento multidisciplinario innovador que trascienda las ciencias sociales y las ciencias naturales. Es así como en este proyecto se trabajan temas relacionadas a las disciplinas tanto de las ciencias ambientales como de las ciencias sociales. ”Servirá como punto de encuentro para investigadores y estudiantes graduados y subgraduados interesados en explorar los temas establecidos en nuestra misión y trabajar para crear colecciones comparativas y bases de datos que puedan ser utilizadas por otros investigadores locales y de la cuenca del Caribe”, mencionó Rivera.

Dentro del laboratorio se pueden realizar distintos trabajos que incluyen estudios de geoarqueología para la reconstrucción de paisajes antiguos y de restos de plantas y animales para entender ecosistemas antiguos. Actualmente la meta del laboratorio es crear distintas colecciones que nunca se hayan trabajado, como es el caso de una base de datos de las plantas que se han encontrado en el Caribe en contextos arqueológicos precolombinos. El equipo con el que cuenta en estos momentos el laboratorio es uno básico, pero la doctora Rivera explicó que se han solicitando becas a la National Science Foundation para los próximos dos años, además de otras propuestas que han sometido.

Estudiantes del Laboratorio de Arqueología Ambiental

Estudiantes del Laboratorio de Arqueología Ambiental

En el laboratorio actualmente colaboran estudiantes subgraduados y graduados que trabajan en sus propias investigaciones o colaboran con la doctora Rivera en sus investigaciones. ”Estudiantes subgraduados del Departamento de Sociología y Antropología estudian temas tan variados como suelos antropogénicos, uso de plantas en contextos históricos y precolombinos, y uso de recursos costeros a través del tiempo e impacto humano a dichos ecosistemas. Al momento en el laboratorio se exploran a nivel graduado temas como el impacto histórico de la agricultura en lagunas costeras, y registro de contaminación atmosférica antigua en sitios arqueológicos”, mencionó Rivera.

Además de las distintas investigaciones que llevan a cabo los estudiantes en su carácter individual, el laboratorio tiene un programa investigativo a largo plazo que explora la relación entre el cambio climático, el cambio ambiental y la respuesta humana en la zona costera de la cuenca hidrográfica del río grande de Manatí.

Entre los investigadores afiliados al laboratorio se encuentra el doctor Edwin Crespo, antropólogo físico, el doctor Eugenio Santiago, botánico, la doctora Elvira Cuevas, ecóloga, y el doctor Amos Winter, climatólogo. Los estudiantes subgraduados son Lara Sánchez (Suelos antrópicos y geoarqueología), José Garay (Arqueomalacología y susbsistencia) y Natasha Fernández (Fitolitos y paleobotánica histórica). Por su parte, los estudiantes graduados pertenecientes al programa de Ciencias Ambientales son Johnny Lugo (cambio climático y sedimentología), Luis Villanueva (Uso de terrenos, lagunas costeras y sedimentología) e Ingrid Venero (Contaminación y particulado atmosférico en el pasado).

Los estudiantes que trabajan en el laboratorio con la doctora Rivera han adquirido experiencias previas que les han ayudado con los proyectos actuales que llevan en el laboratorio. De igual forma, muchos de ellos han participado o participarán en conferencias e investigaciones a nivel internacional, mientras que los que planean hacer maestrías comentan lo importante que es la experiencia de trabajar en el laboratorio de la mano de la doctora Rivera para estar más preparados en sus futuros estudios graduados.

Por ejemplo, Lara Sánchez, estudiante de cuarto año, quién trabaja un proyecto sobre antroposuelos presentará su investigación en el Congreso de Antropología e Historia. Además de ello, escribió un capítulo para un libro que será publicado en septiembre. José Garay comenzó a trabajar con la doctora Rivera desde bien temprano en su bachillerato. Actualmente trabaja con moluscos en Manatí y parte de su experiencia anterior fue el estar excavando como parte de una investigación en República Dominicana. La joven Cristina Rodríguez, asistente de investigación de la doctora Rivera comentó que ”el que exista este laboratorio es una oportunidad para crecer en el área de la investigación. Sin este laboratorio no surgirían estas oportunidades para nosotros”.

Parte del problema que mencionaron los estudiantes respecto a las investigaciones y los fondos para estas iniciativas es que muchas veces se le da prioridad al área de investigación en las Ciencias Naturales, dejando a un lado otras áreas. Sobre esto comentó la estudiante Natasha Fernández: ”como nosotros somos de ciencias sociales, antes no había un laboratorio con este tipo de materiales para crear investigaciones y que ahora hagamos estos análisis. A pesar de que en ambas facultades se trabajan con investigaciones, ambas tienen enfoques distintos”. La doctora Rivera añadió que ”estamos demostrando a nivel de recinto la importancia de tener este laboratorio aquí.  Estamos en un momento que transformará la arqueología y eso es bien emocionante”.

El laboratorio tendrá su actividad de inauguración el próximo martes, 26 de mayo a las 10:00 de la mañana en el salón 123 del edificio Ramón Emeterio Betances (REB) de la Facultad de Ciencias sociales de la UPR-RP. El evento tendrá invitados de rectoría, presidencia, decanos y ex decanos, directores y exdirectores de departamentos. ”Vamos a presentar qué es el laboratorio de arqueología ambiental, lo que los estudiantes están investigando, lo que yo estoy investigando y las distintas contribuciones a la disciplina que estamos haciendo para proyectos que están corriendo a pesar de que aún no está inaugurado el laboratorio”, concluyó Rivera.

Share.