Inauguran moderno auditorio en la Facultad de Ciencias Naturales

El Auditorio A-142 de la Facultad de Ciencias Naturales, del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (RR-UPR), se ha convertido en uno de los más modernos y eficientes del campus, luego de una inversión de $908,880.86, provenientes de fondos federales.

Bajo el Departamento Federal del HSI-STEM (Hispanic Serving Institutions – Science, Technology, Engineering and Mathematic) la propuesta para esta remodelación fue endosada, y administrada por Oficina de Planificación y Desarrollo Físico (OPDF) del recinto riopedrense.

Ahora este espacio cumple con los códigos vigentes de leyes estatales y federales, particularmente con Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). Y sus actuales sistemas de enfriamiento e iluminación se destacan por su eficiencia, logrando un ahorro de más de un 30% en consumo energético.

Asimismo, su moderno mobiliario se observa en el podio interactivo, que integra un proyector de tiro corto (‘short-throw’), y al mismo tiempo alberga la capacidad de conexión para internet inalámbrico y espacios para recargar equipos electrónicos. También la experiencia del público se verá mejorada con la nitidez de la acústica, los muebles que integran portales de recarga y la ventaja de proveer conexión inalámbrica a internet para todos sus usuarios, cuya sala tiene capacidad para 225 personas.

“Estamos sumamente agradecidos con todo lo que se ha logrado con esta propuesta sometida originalmente por la profesora Loretta Roberson. Con esta subvención no solo se alcanzó remozar esta sala, sino que fuimos muy conscientes a la hora de aprovechar los materiales y equipos que surgieron como parte del proyecto de remodelación, y, por ejemplo, de los pupitres que se removieron, algunos se instalaron en el Departamento de Música y otros fueron donados al Departamento de Corrección y Rehabilitación”, indicó el doctor Luis A. Ferrao Delgado, rector del recinto riopedrense.

Ferrao Delgado explicó que otros materiales también se pudieron reusar en otros edificios del campus como las puertas que se removieron, barandas de metal y algunos equipos. Asimismo, las bases en metal de los pupitres que tenían el asiento o el escritorio en mal estado, sirvieron como base para los bancos de madera que yacen en la placita de las mesas solares entre las facultades de Ciencias Naturales y Estudios Generales.

Por su parte, el presidente de la UPR, el doctor Jorge Haddock, destacó que el proyecto forma parte de la transformación en la infraestructura que desde su administración han impulsado para beneficio de todo el sistema universitario.

“Desde la administración universitaria nos enorgullece y satisface el hecho de que no solo embellecemos y hacemos efectivo un espacio útil y necesario, también logramos poner en cumplimiento las instalaciones con el código vigente con lo establecido en la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, elementos que son esenciales que se cumplan, en cada uno de los recintos y unidades de la UPR, porque promovemos la igualdad y el acceso a una educación de excelencia desde todos los componentes institucionales. Mi agradecimiento a todo el personal universitario que ha hecho posible la materialización de este esfuerzo, confiamos que pronto el auditorio pueda ser punto de encuentro para nuestra comunidad. La UPR ha enfrentado grandes retos que han servido de motor y oportunidad para la creación de importantes procesos de transformación en beneficio de toda la comunidad y del pueblo puertorriqueño”, indicó el presidente Haddock.

Este proyecto de remodelación fue realizado bajo el Plan de Mejoras Permanentes que estableció la Administración Central de la UPR. El diseño arquitectónico estuvo a cargo del Arq. Javier Isado Vigil, y el diseño acústico fue dirigido por el Dr. Jorge Rocafort, ambos de la Escuela de Arquitectura de la UPR, además Brenda L. Martínez, lideró los trabajos desde la OPDF. Por parte de la Administración Central UPR, la Arq. Jennifer Lugo coordinó los trabajos.

Mientras que los diseños mecánicos y eléctricos fueron realizados por RAP Consulting Engineers y JRR & Asociados, respectivamente. JM Caribbean Builders Corp. fue el ccontratista general, y la inspección estuvo a cargo de EHA Engineering.