Crisis vs democracia: el saldo político del 2014

javier-colon

Por: Rebeca J. Agosto Rosa

Cuando Alejandro García Padilla asumió la gobernación en el 2013, la situación del crédito era tan precaria que el país perdió acceso a los mecanismos tradicionales para lograr la estabilidad fiscal. Para enfrentar esta coyuntura donde los problemas sociales, económicos y políticos se agravan, el gobierno, “en vez de insistir en lo difícil que es la situación fiscal y la necesidad de lograr algún tipo de pacto social para enfrentarla, optó por una estrategia de mirar hacia al frente y tener una perspectiva positiva sobre los problemas de Puerto Rico y su capacidad para sobrellevarlos”, observó José Javier Colón Morera. A medio camino del cuatrienio en curso, el profesor de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), pasó cuenta de los aciertos y desaciertos del gobierno en el 2014 y los desafíos para el 2015.

La “crudita”

Para el profesor, el mayor desacierto del gobierno en 2014 ha sido su incapacidad de comunicar al pueblo la realidad de los problemas que enfrenta el país y las medidas propuestas para atenderlos. “En la medida en que el gobierno no ha podido comunicar adecuadamente cuán peligrosa es la crisis fiscal que tiene Puerto Rico y cuán peligroso sería que Puerto Rico no pudiera pagar sus obligaciones crediticias…, la percepción pública es que se están tomando medidas de nuevos impuestos sin justificación”, explicó Colón Morera.

Así ocurrió con el aumento del arbitrio al petróleo, una medida que, según el catedrático de Ciencia Política, fue impulsada como un asunto de cómo cuadrar las finanzas, y no bajo la visión de aumentar la inversión pública que podría haber sido apoyada por algunos sectores de la sociedad.

“El impuesto al petróleo concretamente tiene la gran virtud de que es muy rápido y eficiente en la recolección”, expresó. Sin embargo, podría afectar particularmente a sectores pobres en la medida en que encarezca productos de uso diario, acentuando el ya grave problema de desigualdad económica en Puerto Rico.

“A uno le preocupa este tipo de impuestos que tienden a ser regresivos, que tienden a aumentar la desigualdad económica”, señaló. “Uno esperaría que cuando se plantee la reforma contributiva en esta próxima sesión legislativa, esa legislación tenga como uno de sus principios normativos principales el alterar los patrones que en las últimas décadas han ido expandiendo la distancia entre ricos y pobres”, planteó el profesor.

“¿Por qué no se ponen de acuerdo?”

A través del año 2014, la legislatura y el ejecutivo se han enfrentado en diferentes asuntos, siendo el más reciente la aprobación de la “crudita”, propuesta por el gobernador. “Si todos son del mismo partido, ¿por qué no se ponen de acuerdo?, ¿por qué las cosas dan trabajo?”, se preguntan muchos puertorriqueños a diario. Pero más allá del contexto partidista, las discrepancias entre las ramas gubernamentales deben ser consideradas desde el cumplimiento o no de sus funciones, y el principio democrático de división y balance de poderes, según Colón Morera.

“Lo que debemos estar mirando es si la Legislatura está cumpliendo su función de promover discusiones de política pública para establecer visiones de gobierno a largo plazo”, subrayó el científico político. “Yo creo que la Legislatura está cumpliendo con su deber”, observó, tras considerar que la rama cuestionó y debatió la necesidad y el propósito del aumento al impuesto propuesto por el poder Ejecutivo.

“La democracia es un proceso complicado de negociaciones, entendidos, conflicto, y creo que lo que tenemos que hacer es madurar como país y darnos cuenta de que, siempre que esos conflictos se centren no tanto en personalidades sino en la discusión de políticas públicas, eso es bien positivo”, enfatizó.

Aciertos del gobierno

Durante el 2014, algunas medidas debatidas en la Rama Legislativa han tenido éxito en traer a la atención pública temas que antes eran tabú y que finalmente han comenzado a discutirse, tales como la despenalización de la marihuana y la adopción por parejas del mismo sexo. El 2014 también vio otros aciertos políticos tanto a nivel municipal como estatal.

Según Colón Morera, dos iniciativas de algunos municipios para enfrentar los desafíos económicos de manera inteligente son los presupuestos participativos de San Juan y las empresas municipales desarrolladas en Isabela, Aguadilla y Manatí. A nivel estatal, destacó el proyecto piloto de siembra de arroz integral que comenzó en el 2013 y los acuerdos con la empresa alemana Lufthansa Technick para establecer un centro de mantenimiento, reparación y revisión de aeronaves en Aguadilla, lo cual abre paso a una industria nueva.

Además, el profesor resaltó el reconocimiento de la UPR como una inversión en vez de un gasto, y el “que se estén buscando formas de colaboración más activas entre universidad, gobierno y empresa privada”. Según Colón Morera, “ver la universidad como parte del modelo de desarrollo económico es esencial”.

Siete desafíos para el 2015

El primer punto en la agenda para el año que comienza es la reforma contributiva. “Ahí el reto es realmente hacer una reforma”, agregó. “Lo que se ha hecho hasta ahora son remiendas a las leyes anteriores, parches”. Le siguen los desafíos de lograr la estabilidad fiscal, reorganizar la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), poner en vigor el voto electrónico en las próximas elecciones, continuar la discusión sobre la despenalización de la marihuana, y mejorar la transparencia del gobierno. El profesor enfatizó que la ciudadanía debe contar en el 2015 “con información más confiable sobre la naturaleza de los retos fiscales y económicos, y la prudencia de las medidas que se tomen”.

Para culminar su análisis, Colón Morera lanzó el reto de construir “un nuevo entendimiento en Puerto Rico de que tiene que producirse un nivel de colaboración mayor entre gobierno, empresa privada, universidades y sociedad civil para salir del ciclo de estancamiento en que ha estado la economía todo este siglo”. La UPR tiene una función importante en este proceso, pues debe seguir proyectando que es pertinente en esta coyuntura de transformación política, económica y social del país, concluyó el profesor.