De la Universidad a las Escuelas

escuela

Por: Taíra M. Barreto Canals

La Facultad de Educación del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPRRP) celebró una actividad en la que reunió a todas las escuelas y grupos de trabajo que participan del proyecto de Acompañamiento a Escuelas Aledañas, llamada Seminario Encuentro.

Este proyecto se trabaja desde hace años por parte de la Facultad, pero no fue hasta el verano de 2015 que se consolidó con la ayuda de la fundación sin fines de lucro Aurora.  Acompañamiento a Escuelas surge de iniciativas de profesores y el Decano de Educación, Roamé Torres, que deseaban trabajar mano a mano con las escuelas públicas del país.

Durante la actividad se reunieron las cinco escuelas adscritas al proyecto; las elementales Luis Muñoz Rivera y Antonio S. Pedreira, la intermedia José Celso Barbosa, la secundaria Ramón Vilá Mayo y la segunda unidad Arturo Morales Carrión.  Estas participaron de charlas, presentaciones de sus escuelas, conocimiento acerca de la facultad, juegos teatrales, un panel de acompañamiento por parte de la Muñoz Rivera y entrega de certificados.

La catedrática de estudios graduados en educación, Gladys Capella Noya, también participa desde los inicios del programa y hoy sirve como enlace entre la Facultad de Educación y la escuela elemental Luis Muñoz Rivera.  Acerca del seminario, Capella Noya mencionó que “tuvimos un espacio para mirar lo que hemos estado haciendo como una manera de celebrarlo, pero también de mirar de cara al futuro de cómo poder seguir trabajando juntos y aprender unos de otros”.

Asimismo, en el anfiteatro #3 de la Facultad de Educación se discutió los principios que persigue esta iniciativa.  Desde trabajar de manera recíproca con las escuelas, identificar las debilidades en cada una y fortalecerlas, fomentar la participación de conceptuación, implementación y evaluación de los maestros hasta acceder a las instituciones de forma horizontal, respetando los cimientos democráticos de la Facultad.

“Las escuelas tienen mucho que aprender de la universidad, pero la universidad también tenemos mucho que aprender de las escuelas”, dijo Capella Noya.

Como parte de Acompañamiento a las Escuelas Aledañas, se han creado distintas iniciativas dependiendo la escuela.  Algunas de estas son: A leer y a escribir, Arte en la Muñoz Rivera y un programa de educación básica para adultos.

A leer y a escribir busca fomentar el entusiasmo y el amor por la lectura para de una vez fortalecer las destrezas.  De esta surge un club de lectura que se reúne los miércoles con niños de la escuela elemental de la UPRRP.

Además, los pequeños desarrollaron una idea y la convirtieron en Libros Libres, una estantería en donde las personas pudieran descubrir el placer de leer.  Un espacio que niñas y niños rigen y se expresan con rótulos que leen “deja de jugar, ponte a leer”.  Como si no fuera poco se creó por igual una biblioteca rodante, un carrito con libros donados que abre los martes y jueves a los medios días para cultivar la lectura de aquel que lo desee.  Por igual, existe un club de periódico que se reúne todos los viernes de forma voluntaria para aprender acerca de la profesión.

Precisamente en el Seminario Encuentro, dos de los niños que participan del proyecto; Anaís Rachel Zorilla y Bryan Luis Javier, se expresaron agradecidos por la oportunidad de pertenecer al programa.  Compartieron expresiones acerca de los aprendizajes, Anaís recalcó que “aprendí a descubrir la artista que llevo dentro”.  Así, igualmente se expresó Bryan cuando mencionó acerca del club de periodismo que “yo aprendí a expresarnos, es como ayudar a que otras personas se expresen y nuestras ideas se hagan más grandes”.

Según una de las principales organizadoras del evento la profesora de estudios graduados en Educación, Loida Martínez Ramos, describió la actividad como una sencilla, pero variada y profunda.  “Las escuelas tuvieron la oportunidad de darse cuenta que todos somos parte de un mismo esfuerzo”, agregó la profesora.  Igualmente, comprende que es una oportunidad para los estudiantes voluntarios que participan en adquirir experiencias concretas con esta comunidad, ya que ellos serán los próximos educadores del país.

En el anfiteatro estuvo presente el decano de la Facultad de Educación, Dr. Roamé Torres González, quien se mostró muy contento con la actividad.  Entiende que la participación de los maestros y directores de las escuelas fue primordial para que este primer seminario fuera un éxito. “Esperamos que actividades como estas puedan continuar y esperamos ampliar, dependiendo el desarrollo de cada una de las escuelas, espero que se vaya intensificando y ampliando más hacia su interior y quizás con el tiempo incluyendo otras escuelas públicas vecinas al recinto”, sostuvo Torres González.

Añadió que entiende que este proyecto es uno de los más importantes en la Facultad y es a uno de los que más esfuerzo le han dedicado.  El decano confía que la iniciativa continuará y se expandirá a otras comunidades.

Acentuó, que el proyecto se creó con “mucha sensibilidad”, ya que las poblaciones que pertenecen a estas escuelas son estudiantes que provienen de sectores menos privilegiados del país.  “Queremos contribuir a cómo podemos mejorar las experiencias educativas a esta población”, puntualizó Torres González.

[huge_it_gallery id=”275″]