Ganadores del Fondo Dotal discuten nuevas alternativas para aumentar el insumo

0

Por Perla Del Mar Rodríguez Fernández
Fotos Dania Lebrón

Cuatro alumnas y tres estudiantes del Recinto de Río de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR­RP) participarán de la primera entrega de becas del Fondo Dotal de la UPR 2015;capital que más allá de alimentarse de insumo estatal, se compone de donativos.  Este recurso se creó con el propósito de respaldar las actividades académicas y de investigación, a través de una cuenta de inversión que solo utiliza los intereses que genera.

El sábado 8 de agosto a la 11:00 de la mañana, un total de siete estudiantes de nuestro Campus participarán en la actividad denominada Brownbag Picnic, en el Jardín Botánico de Río Piedras. Allí se hará la entrega oficial de diversas becas que se nutren del Fondo Dotal. Alumnos de otros recintos de la UPR también recibirán este respaldo monetario.

No obstante, la emoción no ha paralizado el intercambio de ideas para la recaudación de más caudal. Y todo con una meta: asegurar la estabilidad fiscal de la Institución y sus aportaciones para las próximas  generaciones.

Los nombres de los ganadores de este año y representantes de la UPR­RP son Jennifer Ayala García, Delia Inés Candelario García, Rose Vicenty Colón, Aldo Valedón Cirino, Christian Arvelo Forteza, Jean René Santiago Cruz y Melanie Mercado Méndez.

Asimismo, Valedón Cirino, Santiago Cruz y Arvelo Forteza concordaron que aunque en los últimos años ha habido muchas aportaciones, todavía queda mucho trabajo por hacer.‘‘La idea es que podamos seguir dando los ofrecimientos de excelencia que hemos dado hasta ahora’’ agregó Santiago Cruz, también estudiante de Derecho de la UPR­RP.

‘‘La manera en que nos gustaría incentivar un pareo de fondos por parte de compañías y auspiciadores privados sería hacerlos entender cómo el desarrollo académico de nuestros mejores estudiantes va a redundar en un beneficio económico para ellos cuando estén buscando personal capacitado y listo para dar la milla extra’’, continuó.

Entretanto, Arvelo Forteza recalcó que ‘‘cada centavo que entre a la Universidad es un centavo que tiene un efecto multiplicador tanto en la Institución, sus estudiantes y el país en general. Así que yo creo que eso es parte integral de comunicar el impacto que puede tener invertir en el Fondo Dotal; ya sea a través de la vía pública o a través de la vía privada o entidades sin fines de lucro. No solo es una beca, son muchos fondos. […] Si queremos un Fondo Dotal fortalecido, tiene que haber interés también para poder aportar’’,

El también estudiante de maestría en Administración Pública recapituló que en el pasado ‘‘hubo un intento de tomar de esos fondos para subsidiar una situación que en el Hospital Municipal. Igual han habido intereses de mover lo que es el Fondo Dotal al Banco Gubernamental de Fomento. Por eso, hay que tener cuidado, porque cualquier movida que se haga con el Fondo Dotal, puede decirle a las entidades privadas un mensaje equivocado’’.

Aseguró luego que la principal alternativa de recaudación para el Fondo Dotal es continuar yendo a los exalumnos. ‘‘Las personas que se han graduado de aquí, a lo mejor pueden hacer una aportación. Se les puede mandar correspondencia. En otras universidades, cuando tú eres exalumno, te pueden pedir que dones, qué se yo, hasta donas’’, sugirió.

Por otra parte, Valedón Cirino, estudiante de maestría en Administración Pública en la UPR­RP y ganador de la Beca José Trías Monje puntualizó que ‘‘esto es un voto de confianza para las nuevas generaciones, los que nos estamos preparando ahora mismo. Tanto que se habla de que Puerto Rico y la juventud está mal, pero hay gente que se está preparando y desea echar pa’lante, desea contribuir y aportar al país con conocimiento, básicamente lo que estamos haciendo nosotros y luego cuando nos insertemos al mundo laboral’’.

Por otro lado, Santiago Cruz, también recipiente de la Beca José Trías Monje, expuso que ‘‘las becas que emanan del Fondo nos dan la oportunidad de hacer cosas que de otra manera no tendrían la oportunidad. […] Dentro de la crisis que estamos le da la oportunidad a los estudiantes de buscar ciertas experiencias que de otra manera no tuvieran. Eso es bien importante porque dentro de todo este pesimismo, puedes encontrar experiencias que te den esperanzas sobre los problemas que nos achacan y cómo solucionarlos’’.

La campaña del Fondo Dotal se compone de distintos donativos dirigidos a la Universidad. Pueden ser monetarios, en acciones, fondos mutuos u otros instrumentos negociables, así como de bienes muebles (obras de arte, etc.), propiedad inmueble o bienes raíces. Se puede realizar en vida o mediante legado testamentario, por Internet, por teléfono o por correo.

En general, un fondo dotal tiene como meta becar estudiantes graduados, incentivar proyectos de investigación, nuevos programas académicos, contribuir en la edificación de una infraestructura más eficiente, auspiciar conferencias, talleres, seminarios, el arte y la cultura, e impulsar la presencia internacional de la Universidad de Puerto Rico y cátedras dotales.

Share.